Guadalajara, Jal. Mx., // //
Guadalajara continúa siendo la ciudad con peor calidad del aire
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Guadalajara continúa  siendo la ciudad con peor calidad del aire

En cien días de lo que va del año, Guadalajara continúa siendo una de las ciudades con peor calidad del aire en toda América Latina.

Así lo revelaron asociaciones civiles como Bici-Red, El Poder del Consumidor, entre otras, que analizaron los reportes oficiales acerca de la calidad del aire en varias ciudades mexicanas.

Los análisis de concentración de ozono y partículas en las metrópolis más grandes de México, señalan que en los primeros cien días de 2013, Monterrey ha tenido solamente cuatro días con calidad del aire aceptable (cercana a los estándares internacionales), mientras el Valle de México, Toluca, Mexicali y Puebla no han tenido un sólo día con aire suficientemente limpio. Otras ciudades ni siquiera cuentan con información que permita evaluar su situación, como es el caso de Guadalajara.

Los días con aire “limpio” se consideran aquellos que no superan los 50 puntos Imeca (una medida cercana a los máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud). Este margen fue rebasado e incluso se duplicó, superando los límites establecidos por las normas mexicanas, para alcanzar el estatus de “mala” calidad del aire.

Las organizaciones sociales recordaron que la Organización Mundial de la Salud estima que por enfermedades asociadas a las altas concentraciones de partículas menores a 10 micras (PM10) mueren cada año 14,700 mexicanos, lo que representa una muerte cada 35 minutos. Según estadísticas del Instituto para Métricas de Salud y Evaluación (Institute for Health Metrics and Evaluation, IHME), México ha experimentado un incremento en su tasa de mortalidad por enfermedades asociadas a la contaminación.

El Clear Air Institute comparó 22 ciudades de Latinoamérica y realizó un informe en el cual concluye que Guadalajara es la ciudad con mayores concentraciones de ozono en el ambiente, además de ser la segunda con mayores concentraciones de partículas contaminantes.

Hasta el día de hoy, no se cuentan con políticas públicas en Guadalajara para desincentivar el uso del automóvil privado, cuyo uso es el principal generador  de contaminantes en el ambiente.