Guadalajara, Jal. Mx., // //
Un Corazón de León para alguien excepcional como el sacerdote Solalinde
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Javier Hoyos/Foto Jalisco Javier Hoyos/Foto Jalisco

La Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) entregó la presea “Corazón de León” al sacerdote Alejandro Solalinde, por “ser un personaje excepcional del país, dispuesto a tender la mano de los más necesitados, sin importar nacionalidad, sexo, raza o condición social, aún y cuando eso signifique perder la vida”, señaló el Secretario General de la U de G José Alfredo Peña Ramos, en el acto que se llevó a cabo en el Paraninfo Enrique Díaz de León.

Por su parte el Presidente de la FEU Marco Antonio Núñez Becerra hizo una narración de historias de migrantes centroamericanos que han tenido que pasar por circunstancias adversas atravesando el territorio nacional en la búsqueda de hacer realidad “el sueño americano” y en donde en muchas ocasiones han resultado heridos o muertos.

 

El Padre Solalinde ha tenido actos de humanidad que trascienden a favor de los migrantes como soportar amenazas de muerte de capos, políticos y policías, ser encarcelado a cambio de darlo todo a favor de los desprotegidos y seguir luchando sin buscar vanaglorias “le reconocemos por su inmenso corazón, un corazón que deberíamos de tener todos :  un corazón de León” señaló el líder estudiantil.

Al tomar la palabra, el Sacerdote dijo sentirse conmovido en este acto que “me alienta a seguir adelante y me compromete”. Pero aclaró que todos podemos ser excepcionales si perdemos el miedo a perder privilegios o amistades.

Por otro lado dijo que vivimos tiempos inéditos, como el hecho de decir adiós a algunos  caciques y eso nos impresiona, aunque hay otros que se quedan y son una amenaza  de la que tenemos el derecho de librarnos.

Indicó que el adiós del Papa  Benedicto XVI significa acabar con toda una estructura de poder  y de dinero monárquica, que jamás debió haber existido.

La iglesia está en deuda con la dignidad humana, pero  sobre todo con las mujeres “Ese nuevo  Papa que venga tendrá que pedirle perdón a las mujeres por haberlas ignorado mil 500 años. Tendrá que abrirles la puerta. Ya no habrá pretexto para que diga que bajo argumentos bíblicos o teológicos aquí en la iglesia se pueda hacer una excepción para no recibir a las mujeres”.

 Hoy vienen tiempos nuevos, la iglesia va seguir pero no como estado ni el Papa como Rey. “Queremos verlo como la sede de una Institución  misionera que evangeliza, que defiende, con voz profética , para que defienda a los que más sufren. Toda esa fuerza económica,  moral y poderosa debe ser puesta al servicio de los humildes y pobres”. Citó.

En cuanto a los migrantes, dijo que van a seguir llegando a México queriendo cruzar la frontera por cientos y miles, lo que resulta lamentable, porque muchos de ellos serán presas de las mafias que los ven como mercancía o materia prima para sacarles el jugo vivos , muertos o en partes, con tal de que les sirvan para traficar drogas, armas, órganos o explotación sexual.

Lamentó que nadie se preocupe por los migrantes, ni sus gobiernos ni la iglesia, a nadie le importa ni les ha dolido todo lo que ha pasado con ellos.