Guadalajara, Jal. Mx., // //
Uriel, un joven líder que busca aportar y lograr un mundo mejor
0 Comments By
Vamos a APOYAR a los jóvenes changer. Coopera desde 20 pesos en adelante en www.micochinito.com/cochinito/adn hagan click en APADRINAR y se agradece su cooperación infinitamente.
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTO  Cortesía DE ALBA RAZO FOTO Cortesía DE ALBA RAZO

Jesús Uriel González Padilla tiene 21 años de edad y es uno de los liderazgos jóvenes que pretende ser parte de la tercera generación de Proyecto ADN. Su anhelo es mejorar integralmente para así poner su granito de arena para cambiar y contar con un mundo mejor, empezando por su propio entorno.

 

Uriel estudia una carrera de mucho futuro: Administración Financiera y Sistemas, está en el quinto semestre y ahora empieza, junto con otros 13 jovencitos -hombres y mujeres- con una intensa campaña en busca de padrinos que los apoyen a cumplir su meta de ser charger del Proyecto ADN, ir a estudiar inglés y francés a Canada y regresar a apoyar a la sociedad, a través de diversas asociaciones civiles.

 

Apoyarlos es lograr jóvenes que vengan a mejorar al mundo, con un pensamiento global y con valores.

 

En entrevista señala que está “en una fase de mí vida que verdaderamente estoy disfrutando y de la cual estoy aprendiendo. Por lo que forma parte importante de mi vida”:

 

Aportar

 

Quiere convertirse en changer de Proyecto ADN, en su tercera generación, “para aportar ese conocimiento y experiencias obtenidos en el proceso, para realizar un cambio positivo primeramente en nuestro núcleo familiar y posteriormente en nuestra comunidad y el país entero”.

 

Aunque es un joven muy talentoso y ya considerado líder, asegura que quiere “ser alguien que logré cambiar mi mundo a mejor y el de las personas. Pero más que nada, vivir mi vida sin remordimientos y al finalizar esta, poder recordar la gran aventura que fue mí vida y el cambio para bien que tuviera en pocas o muchas personas”.

 

Para lograr esa meta dice que “es necesario tener las capacidades cualitativas, cuantitativas, pero sobre todo los valores y virtudes acordes para resolver las problemáticas que se presentan día con día. Aquella persona que no experimente y busque aprender, será un blanco fácil para este mundo cambiante. "