Guadalajara, Jal. Mx., // //
Andrés Zermeño, un candidato con el corazón en la mano
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Andrés Zermeño, un candidato con el corazón en la mano

 

“Quiero ayudar mucho a la gente, sobre todo a la más necesitada”, señala Andrés Zermeño Barba, candidato a Presidente Municipal de Tlajomulco por el Partido Acción Nacional.
Zermeño Barba ya gobernó Tlajomulco del 2004 al 2006. Quiere regresar, pero no porque necesite un trabajo ni un sueldo, sino por el ideal de apoyar a quienes viven allí y de lograr una patria mejor.

Alto, rubio, de mirada transparente, Zermeño Barba transmite en su charla una gran sensibilidad. Parece que quisiera ofrecer su corazón para que la gente tenga una mejor calidad de vida.

“Me siento confiado”, dice. Sabe que la gente lo conoce y lo reconoce en su municipio, aunque se cree que Enrique Alfaro, durante su gestión como alcalde, dejó huella, pero Zermeño asegura que no es cierto.

Nació en Guadalajara, pero toda su vida, “desde mi abuelo, hemos comido del fruto de la tierra de Tlajomulco”, señala.

Es nieto de don Andrés Z. Barba, el patriarca de la charrería, quien fundó Charros de Jalisco

Zermeño Barba estuvo en la Alteña de Charros y ahora tienen el equipo Hacienda de Santa Cruz del Valle. Ya no practica la charrería, pero fue campeón nacional en píales y colas.
Su esposa y sus hijas siempre lo apoyan. Todos le ayudan en campaña, hasta preparan ellos mismos los desayunos o comidas que se ofrecen a los ciudadanos.

Son muchos los proyectos que tiene para su municipio, pero especialmente pretende que se logre el que propuso cuando fue alcalde: el tren suburbano, de gran beneficio para toda la zona metropolitana.

- ¿Por qué regresar a Tlajomulco?

Yo pensé que mi círculo estaba cerrado dentro de la política, pero la verdad me mueve un ideal.

Estoy totalmente convencido de que los gobiernos de izquierda no le van a traer nada bueno a nuestra sociedad.

Temo mucho que vayamos a caer en el error de que nos gobierne un loco, que quiera cambiar nuestra forma de ser, de pensar y de sentir, a una sociedad que ha sido siempre conservadora.

Yo soy un conservador, pero conciente de que tenemos que caminar, pero hacia adelante, sin perder el camino de las cosas buenas.

Ahorita vamos a corre y corre y no sabemos a dónde. Nos estamos yendo a un precipicio.

Yo no tengo necesidad ni de la chamba ni de nada de esto. Es más, le prometí a mi partido que de ganar, el 100 por ciento de mi sueldo se va a un fideicomiso, para ayudar a la gente más pobre.

- ¿Por qué continuar con el proyecto del tren suburbano?

Porque creo que el macrolibramiento nos aleja muchas oportunidades de negocio.

Lo verdaderamente interesante de Guadalajara es que es el paso obligado de todo el Pacífico al centro del país.

El libramiento ferroviario que propongo haría que el tren se desviará y dejara de entrar hasta el centro de Guadalajara y que sólo entrara el 18 por ciento de su carga, que va a la Zona Industrial.

- ¿Por qué no se terminó cuando fue alcalde?

Se aventajó mucho. Se hicieron hasta los estudios. Después de ser presidente, fui con el entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, junto con el gobernador Emilio González Márquez, para ver este asunto.

Me dejaron de encargado del tema, como representante del Gobierno del Estado, pero al poco tiempo salió Luis Téllez de la SCT y ya nunca me volvieron a hablar.

- ¿El Gobierno del Estado ya no le dio seguimiento?

No. Parece que lo manejó Herbert Taylor, pero no supe qué pasó.

- ¿En qué consiste?

Son 17 kilómetros y la inversión sería poco más de 100 millones de pesos.

Traería gran beneficio a la movilidad de la ciudad, porque iría de Tlajomulco al centro de Guadalajara, a donde se harían 30 minutos y transportaría a más de 200 mil personas al día.

- Pero ¿la gestión de Enrique Alfaro, actual candidato al Gobierno de Jalisco por Movimiento Ciudadano, le restaría puntos a usted?
Alfaro ha formado una burbuja de engaños grande. Puedo asegurar que tiene más de una docena de colonias sin servicio de agua potable.

Además, del 2006, del último día de ese año que fue cuando salí a ahorita, la delincuencia (delitos de fuero común) han crecido un 227 por ciento, según datos de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Tatengo -alcalde antes que Alfaro-  que dicen que es tan bandido, pero no le han comprobado nada, le dejó más de 200 millones de pesos en la chequera y con una deuda de 150 millones de pesos.

Cuando yo dejé había como 100 millones de pesos de deuda y como 120 millones en la chequera. Las dos administraciones panistas dejamos números negros.

- ¿En la actualidad cómo está Tlajomulco?

Van a dejar más de dos millones de pesos de deuda, aunque dicen que los 1,500 millones de pesos del edificio no es deuda, pero sea lo que sea, lo vamos a tener que pagar.

¿Cuál es el presupuesto del municipio?

Creo que debe de andar sobre dos mil millones de pesos.

- ¿Y siente que va a ganar?

Pues en la otra contienda que competí, yo le gané a Enrique. El era candidato del PRI.

 


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha