Guadalajara, Jal. Mx., // //
Jorge Corvera Nepote, éxito consolidado generación tras generación
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

Jorge Corvera Nepote pertenece a la cuarta generación de una familia excepcional, tanto en lo empresarial como en lo humano. Tienen una característica muy apreciada y buscada en el mundo de los negocios, pero poco lograda: contar con una empresa centenaria.

 

Taisa (Tejidos y Acabados Industriales), de la que es director general, fue fundada en 1896 por su bisabuelo don Celedonio Corvera. Su ubicación en ese momento fue cercana a Hermosillo, en Sonora.

 

Después, su abuelo, don Bernardo Corvera la cambió a Villa Unión, cerca de Mazatlán y en 1940 decidió instalarla en Guadalajara, en donde se ubica hasta la fecha, Ha crecido, se ha consolidado y se ha internacionalizado. Su siguiente paso es la institucionalización.

 

Lograr el éxito en cuatro generaciones no es fácil. Parte de ello se debe a la atinada dirección precisamente de Jorge Corvera Nepote, razón por cual cual la Cámara de la Industria Textil de Occidente, a la cual pertenece, lo nombró Industrial Distinguido del Año, reconocimiento que le será entregado en unos días por el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ).

 

En entrevista con Axópolis.com, comentó que cuando la empresa se instaló en Guadalajara, se dedicaba a la fabricación de mezclilla y lonetas. Fue su padre, don Jorge Corvera Gibsone, empresario muy reconocido y apreciado en Jalisco, quien amplió la fama de productos. Además de algodón, también empezaron a trabajar con fibras sintéticas como el nylon y poliester.

 

Todos nuestros productos son industriales. Son lonas industriales y también fabricamos lonas lonas plastificadas. El servicio es dirigido a la industria pero también al comercio. Tenemos tres plantas”.

 

El grupo se compone de tres empresas: Taisa; Meltex y Compañia Industrial de Lonas. Entre todas generan 350 empleos. Tan sólo en la primera son 240. Su aportación a la economía y a la sociedad es muy trascendente.

 

¿Cómo se logra contar con una empresa centenaria y exitosa?

 

Ante tal pregunta, Corvera Nepote, señala que “te diría que trabajar mucho, porque no conozco exactamente la receta. Sólo se que a mi papá le tocó ser la tercera generación y logró un gran crecimiento y ahora estamos mi hermano y yo.

 

Para nosotros el reto no solo es que trasciende, pero eso ya se logró, sino que perdure, que tenga un gobierno corporativo, que esté listo para las siguientes generaciones. Ya lo estamos preparando para que la empresa continúe con nosotros o sin nosotros”.

 

Feliz de apoyar a su padre

 

Recuerda que siempre ha sido muy feliz apoyando a su padre en la empresa. Cuando estaba niño iba los viernes. “Hacía de todo, desde barrer hasta meterme al almacén a organizarlo. Era emocionante ir, había coquitas y sobre todo estábamos con mi papá”.

 

En los veranos, recuerda con una sonrisa, “también trabajábamos, como desde los 13 años, pero a los 17 ya estaba en nómina”. Para Jorge Corvera Nepote el lenguaje empresarial era común en casa. Se aprendía desde siempre.

 

Relata que “un día mi papá nos dijo que no era obligatorio que nos quedáramos en la empresa. Que nosotros decidiéramos qué hacer. Me fui a conocer otros sectores. Me hice cargo de una imprenta, pero al final de cuentas regresé a la empresa de la familia”.

 

La historia en la empresa es que en cada generación se quedaban solos. Mi abuelo Bernardo y mi papá se hicieron cargo a la muerte de sus respectivos padres. “Pero en nuestro caso no es así. Nosotros tenemos la fortuna de contar con nuestro papá, quien es el presidente del Consejo y juntos preparamos la empresa para la sucesión y las siguientes generaciones, para que perdure”.

 

La empresa tiene presencia en todo México y también exportan a Estados Unidos, Guatemala y Canadá.

 

Con talento en alta dirección

 

Jorge Corvera Nepote estudió seis semestre de Mercadotecnia en el Tec de Monterrey. “Empecé a hacerme cargo de diferentes áreas de la empresa y me dije: después termino, pero lo que hice fue especializarme en alta dirección de empresa, que es sumamente importante para el desarrollo de las habilidades. Estuve en el IPADE, que me abrió ojos, me hizo más sensible, consciente y me enseñó a estar alerta”.

 

La educación universitaria es una base muy importante, asegura tras señalar que es lo que quiere para sus hijos, que por cierto ya lo acompañan en ocasiones a asuntos de negocios. Pero lo más importante es contar con una habilidad muy bien desarrollada y ponerla en práctica.

 

Una familia maravillosa

 

Jorge Corvera Nepote es un apasionado de la música. Toca la guitarra. Su papá también toca este instrumento pero aparte el piano y canta. Su mamá tiene una voz excepcional. Esas habilidades forman parte de la integración y buena convivencia familiar. “En casa hacemos unas muy buenas bohemiadas”:

 

Su filosofía de vida es nunca dejar de ser inquieto, Otro de sus hobbies es la tecnología, de la que aprende todos los días, pero su gran pasión y amor es su familia a la que le dedica el mayor tiempo posible.