Guadalajara, Jal. Mx., // //
Industrial Distinguido de AFAMJAL. Humberto González Hernández, forjado en el trabajo intenso
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Foto Cortesía Rafael Lozornio Foto Cortesía Rafael Lozornio

El Consejo de Cámaras Industriales dio a conocer, como cada año, las designaciones que cada una de las Cámaras que lo conforman hacen de su Industrial Distinguido. Reconocimiento que será entregado en una tradicional ceremonia el próximo 11 de septiembre. 

 

 Las Cámaras y Asociaciones son fuertes en la medida en que tengan consecuentemente, socios fuertes y comprometidos. En el caso de AFAMJAL uno de esos pilares de la institución es el Ing. Humberto González Hernández, hombre forjado en el trabajo intenso y con el que Axópolis charló para conocerlo mejor.


- Llegué a Guadalajara cuando tenía 14 años, nací en Monte Escobedo, Zacatecas. Empecé a trabajar en diferentes cosas, en el día trabajaba y por la tarde y noche estudiaba, a los 16 años entré a trabajar en una empresa mueblera.

- Y así empezó su relación con esta industria.

- Sí, era una empresa que tenía varias áreas, en una se fabricaba todo de madera y en otra se empezaba ya la tendencia a trabajar con tablero, de hecho yo empecé en esa área de aglomerado, eran los iniciadores del trabajo con ese material.

- Así que desde muy joven aprendió los secretos de la industria.

- Bueno siempre hay cosas que aprender, pero ahí aprendí a conocer maquinaría, líneas de trabajo y bueno empecé a acumular experiencia en la fabricación de muebles.

- ¿Cómo se dio el paso de ser empleado a tener una empresa propia?

- Es toda una historia, me tuve que salir de trabajar un tiempo, me fui a Estados Unidos, realmente no me gustó, estuve allá aproximadamente un año y medio, pero hice un ahorro y al regresar pude comprar un terreno, hice una casa y ahí empecé con el negocio.

- ¿Qué productos fabricaba?

- Empecé con muebles pequeños, libreros, muebles para televisión.

- Como todos los inicios debió de haber sido difícil.
- Si, esa época fue de mucho esfuerzo, ya estaba casado y tenía dos hijos; me daba mucho miedo salirme del empleo fijo que tenía, trabajaba de ocho de la mañana a cinco y media de la tarde y después me iba a la escuela, estudié Ingeniería Mecánica Eléctrica, aunque realmente nunca la ejercí porque ya estaba muy enrolado en el tema de muebles cuando la terminé. Pero sí fue difícil pues tenía las tres responsabilidades, mi empleo, la carrera y los fines de semana empecé con el taller a fabricar los muebles y empecé a ver resultados.

- ¿En qué año fue?

- En el 82 y lo recuedro con cariño porque cuando más dificultades hay, aprendes más, todavía duré dos años más en el trabajo porque todavía era muy incierto dejar el empleo seguro y no quería arriesgar a mi familia, finalmente me decidí y poco a poco empezamos a crecer.

- ¿Y en qué año considera que fue el nacimiento de su empresa?

- Bueno fue hasta el 91´ que pude comprar ya una empresa en forma, era un local de 800 metros cuadrados ya con la maquinaria necesaria y con la que yo tenía pudimos empezar a fabricar mueble ya en serie.

- ¿Desde cuándo pertenece a AFAMJAL?

- Llegué a AFAMJAL hasta el 98, no sabía realmente que era la asociación, pero si estaba interesado en sus exposiciones y me invitaron, afortunadamente daba el perfil y me registré como socio.

- El pertenecer a una cámara siempre trae ventajas para quienes se afilian, ¿qué encontró como beneficio el pertenecer a AFAMJAL?

- Se aprende mucho, en la convivencia con los compañeros, las relaciones que tiene la institución te permite aprender mucho, pero sí te exige porque cuando eres una empresa pequeña en la que tu tienes que estar presente en toda la operación, el tiempo es muy valioso, así que tienes que estar bien equilibrado entre tu empresa y las actividades que te permiten cumplir también con la asociación para enfrentar problemas comunes con los compañeros, pero finalmente lo que te permite seguir adelante es la empresa, por eso hay que aprender a balancear y aprovechar los tiempos.

- Y usted aprendió bien pues llegó hasta la presidencia del organismo, ¿cómo se dio el trayecto?.

- Fui presidente del 2009 al 2011, pasé por varios consejos, como secretario, luego tesorero y finalmente la presidencia.


- ¿Cuál fue el reto más importante que enfrentó como presidente?

- Creo que consolidar la institución, teníamos algunos problemitas sobre todo de aceptación de nuestra situación en Expo Guadalajara, había una fuerte posibilidad de dejar de ser socios en Expo Guadalajara y tuvimos que aplicarnos en la compra de certificados a marchas forzadas y convencer a los socios que nos vendieran los certificados que tenían, pues con los cambios de estatutos en Expo, donde la institución que no tuviera en propiedad por lo menos el 10% de los certificados ya no iba a poder tener representatividad en Expo y antes de ese cambio los certificados no eran de AFAMJAL, eran de los socios muebleros, tuvimos que convencer a los socios de vender sus certificados a AFAMJAL, para poder participar como socio de Expo y es que las exposiciones son una parte muy importante de AFAMJAL.

- Culmina con éxito su presidencia y llega a la de Expo Guadalajara.

- Bueno la presidencia de AFAMJAL te permite conocer a fondo el mundo de las exposiciones, fui también tesorero de Expo Guadalajara y posteriormente la presidencia, me tocó una época muy estable, se conformó un gran equipo y además un ambiente de armonía con los demás socios, Cámara del Calzado, de Joyería, Cámara de Comercio y los gobiernos municipal  de Guadalajara y del Estado.

- Se trabajó fuertemente para fortalecer una institución muy importante para Jalisco como es Expo.

- Creo que Expo Guadalajara es todo un referente para Jalisco, se puede decir que hay una antes y un después en la economía del estado y la ciudad a partir de la construcción de Expo Guadalajara, somos líderes en materia del turismo de negocios, hay una derrama importante en la ciudad por lo que sucede en Expo y creo que es muy importante seguirla manteniendo y fortaleciendo para que podamos aspirar a cosas importantes a nivel mundial.

- Y es que hay muchos factores que inciden para que eventos de carácter mundial lleguen a Expo.

- Sí hay muchos factores, uno de ellos es la seguridad, la imagen del país es un tema que pesa mucho a la hora de tomar una decisión para hacer una exposición a nivel internacional.

- Cambiando de tema ¿Cómo ve el futuro de la industria del mueble?

- Hay mucha competencia a nivel mundial, sobre todo en volumen, se importa mucho mueble en México y de muchos países por eso hay que cuidar nuestro mercado, por ejemplo los precios del mueble chino están por debajo del nuestro, aunque hay que tener cuidado con la calidad; en algún momento Brasil también fue un jugador aunque no se consolidó.

- ¿Qué aspectos habría por mejorar para el industrial mueblero de Jalisco?

- Bueno es que hay varios mercados, tenemos el mueble que es muy particular, muy tradicional de México como el equipal, pero en el aspecto del mueble internacional estamos limitados, la mayoría de herrajes son importados, ese es una limitante, podemos tener un buen diseño, pero a la hora de poner el herraje se va parecer a alguno otro, por otra parte, el costo país de México es muy alto y eso hace que se vaya para arriba tu precio, lo que es importante es que hay empresarios mexicanos de esta industria muy comprometidos, han sabido ganarse el mercado y que están invirtiendo en tecnología, la tecnología es siempre importada.

- Y eso pesa mucho en la producción

- Sí, por ejemplo compras una máquina en el extranjero, tienes una falla y si es muy grave tienes que traer al técnico y eso repercute en los costos, necesitamos nuestra propia tecnología, nuestros propios herrajes y todo lo necesario para la fabricación del mueble.

- Por cierto otro aspecto importante en el que usted ha incursionado también es el área de la proveeduría.

- Si desde hace 10 años iniciamos un negocio  de venta de materiales “Tableros y Complementos El Monte” para la fabricación de muebles, tenemos melamina de diferentes calibres y colores, tenemos a clientes que con el tiempo se han convertido en amigos y tratamos de darles un mejor servicio a todos ellos.

 

Empresario comprometido, el Ing Humberto González tiene una de sus fábricas en el norte del estado pues quiere apoyar a esa zona de Jalisco que necesita fuentes de trabajo, al hablar con él se percibe una personalidad forjada a través del esfuerzo.