Guadalajara, Jal. Mx., // //
Un mayor amor a Jalisco y a México, resultado de la coordinación del CCIJ: Daniel Curiel
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

Daniel Curiel Rodríguez, quien acaba de dejar la coordinación del Consejo de Cámaras Industriales de Jaisco (CCIJ), cargo que ocupó durante tres años, el máximo tiempo que permiten los estatutos y la Ley de Cámaras, aseguró que este liderazgo le dejó un gran número de buenas experiencias y aprendizaje.

 

Como todo líder nato, los problemas nunca son tal, sino retos a vencer, razón por la cual en entrevista con Axópolis.com, señala que en general todo marchó siempre con buen ritmo, a favor del sector industrial, de Jalisco y también con grandes aportaciones al país.

 

Algo que se va a llevar por siempre, es el hecho de conocer más a Jalisco y sus enormes bondades. De llevarlo a presumir en las diferentes giras, tanto las estatales como algunas nacionales e internacionales y comprobar el gran reconocimiento que se tiene del estado en otras partes del mundo.

 

Pero como en todo, también hubo momentos complicados y Curiel Rodríguez confiesa que fueron prácticamente al final de su periodo. “El asunto de los trenes detenidos (en Michoacán), así como la escasez de gasolina, fueron muy complicados, pero también meses antes lo que tiene que ver con la inseguridad, el robo al transporte de carga”, que tanto impacta en uno de los sectores industirales claves para Jalisco.

 

Durante su periodo también tuvo especial atención por los temas del agua (infraestructura, abasto y distribución), que desafortunadamente no se han solucionado y “nos preocupan”.

 

En lo referente al trabajo interno en el CCIJ, aseguró que es un gran satisfacción comprobar que “se logró gran coordinación.Primero con la Agenda Única de Competitividad que nos unía y nos ponía a trabajar en el sentido qué hacía que pudiéramos tener acuerdos y tener la misma visión y al final también trabajamos en el tema de la Agenda por Jalisco con los demás organismos empresariales. Esas dos cosas ayudaron a lograr armonía dentro del Consejo de Cámaras y con los presidentes”.

 

La entrevista fue telefónica, ya que este jueves estuvo en la Ciudad de México en donde asistió a la primera sesión del segundo periodo de Francisco Cervantes al frente de Concamin. Curiel allí tiene la silla de vicepresidente, lo que resulta por demás importante para Jalisco y en especial para el sector industrial.

 

Pero aún a través del teléfono se le escuchaba una voz llena de orgullo, de satisfacción, sobre todo cuando dijo que durante su periodo como coordinador “la verdad es que tuve una gran experiencia de conocer a mucha gente, de estar cerca a la toma de decisiones incluso en conjunto con los gobiernos, de visitar otros países y constatar cómo ven a México y que a Jalisco como se considera que posee gran talento en sus personas, que es gente que se compromete, que se pone la camiseta, que es productiva, que es competitiva y que lo digan en California en Alemania son cosas grandiosas y que Japón también quiera seguir invirtiendo y hable bien de México y de Jalisco, llena de satisfacción”.

 

Ahora le deja ala batuta a Rubén Masayi González Uyeda, con gran liderazgo también y considera algo muy bueno porque el CCIJ es básico. “No somos presidentes, somos coordinadores y lo que hacemos es coordinar el trabajo con las cámaras y asociaciones”. Es algo muy indispensable que solo tiene el estado, ya que por ejemplo en Nuevo León sólo se tiene a la CAINTRA, pero no hay tanta diversificación de cámaras y de sectores industriales.

 

En el CCIJ se fortalecen todos los organismos participantes. En un puente efectivo para llevar las diferentes voces a las autoridades y que la industria resuelva problemas y tenga mayores bondades que recibir y ofrecer. “El CCIJ facilita las cosas”. Las cámaras y asociaciones son independientes y en este este caso hay complementariedad.

 

Daniel Curiel Rodríguez es un empresario de cepa y lo es porque desde muy corta edad empezó a ayudarle a su papá, don Daniel Curiel Gómez, en el negocio de la carne.

 

Primero lo acompañaba al rastro, domingos días festivos y vacaciones. Allí conoció el negocio a fondo.

 

Oficialmente empezó como vendedor, creando rutas de la empresa de su padre. Luego pasó prácticamente por todos los puestos, como cualquier otro empleado, hasta llegar a la Dirección General de Embutidos Finos de Jalisco.

 

Su espíritu y vocación emprendedora son de nacimiento. Siempre a la defensa de la empresa, de la industria. De allí que desde los 22 años inició en la política empresarial, al ser el primer presidente de la Comisión de Jóvenes Empresarios de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco, para después convertirse en el presidente, cuando tenía solo 29 años.

 

También fue el primer presidente del Consejo Mexicano de la Carne.

 

Es un ejemplo para muchos jóvenes, que desean convertirse en empresarios.

 

Fue varias veces vicecoordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, además en el periodo de Niño Cota, estuvo encargado de la Comisión de Compras de Gobierno. El cargo de vicecoordinador lo viene repitiendo de manera continua desde el año 2000. Ha trabajado de la mano con varios de los coordinadores. Ahora deja el cargo de coordinador y continúa en la vicepresidencia de Concamin.

 

Estudió la carrera de Licenciado en Administración de Empresas en el Iteso.