Guadalajara, Jal. Mx., // //
Carlos Slim Helú toma posesión como académico de la RAI
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Carlos Slim Helú toma posesión como académico de la RAI

El ingeniero mexicano Carlos Slim Helú tomó posesión de su plaza como Académico Correspondiente de la Real Academia de Ingeniería en un solemne acto en la sede de la RAI, al que asistieron destacadas personalidades del mundo académico, empresarial y político hispano-mexicano. La conferencia magistral de Carlos Slim versó sobre “La ingeniería y la transformación social”, correspondiéndole la Laudatio al también académico doctor ingeniero de Telecomunicación, Aníbal Figueiras Vidal. El Ingeniero comentó en su intervención que este reconocimiento “es para mí un estímulo para continuar trabajando de manera intensa en esta profesión tan significativa universalmente”.

 

Para la RAI, en palabras de su presidente el doctor ingeniero agrónomo, Elías Fereres, es un honor contar con Carlos Slim entre los miembros de la institución, pues en su doble condición como ingeniero y emprendedor de éxito representa el vínculo con la excelencia de la ingeniería y la empresa mexicana.

 

Su incorporación a nuestra Real Academia de Ingeniería contribuirá a estrechar lazos con el país hermano, y muy especialmente con los Colegios y Academias de Ingeniería de México”, en un momento en que la RAI preside CAETS 2017 (The International Council of Academies of Engineering and Technological Sciences), organismo que integra a las más prestigiosas academias de ingeniería del mundo, y que convertirá a Madrid a finales de año en capital mundial de la ingeniería.”

 

Durante su discurso Carlos Slim manifestó que “la ingeniería y la tecnología han permitido el progreso de las sociedades humanas desde nuestros antepasados del paleolítico, con la fabricación de herramientas usadas para la recolección, la caza y la pesca”. Además, añadió que “es la ingeniería la que inició la transformación política y social”; y que “gracias a la ciencia, ingeniería y a la tecnología, la transformación, social, política y económica en todo el mundo fue enorme durante el siglo XX”.

 

Para finalizar su intervención el recién nombrado académico puso de manifiesto que “en esta nueva civilización tecnológica, terciaria, de servicios, digital, de la información y del conocimiento; en un mundo cambiante y competitivo, en el que las actividades tradicionales ahora se hacen de manera diferente usando tecnología, se producen y distribuyen bienes con gran eficiencia y bajos costos, se crean también nuevas actividades económicas y recreativas, se requiere personal preparado y capacitado, pero sobre todo, que la población tenga buenos ingresos y tiempo disponible para que el desarrollo se retroalimente”. Y concluyó diciendo que ““la ingeniería continuará siempre transformando y mejorando a la sociedad”.

 

Carlos Slim acabó sus estudios de Ingeniería Civil a principios de los años 60, en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dándose la curiosa circunstancia de que también impartía la cátedra de Álgebra y Programación Lineal mientras cursaba la carrera. Es decir, que era alumno y profesor a la vez, según la cronología de su página oficial http://www.carlosslim.com/biografia.html#semblanza

 

Desde 1965, el ya académico de la RAI ha creado, adquirido y desarrollado empresas líderes relacionadas con el área financiera, la telefonía, infraestructuras, construcción y minería, entre otros, que han contribuido considerablemente al desarrollo y el empleo en México, América Latina, Estados Unidos y resto del mundo. En España, en 2014, Carlos Slim se asoció con Esther Koplowitz en el Grupo FCC, estableciendo una productiva sociedad con ella, y alcanzando el 61% del capital de la compañía en 2016. FCC tiene más de 115 años de actividad y es un grupo empresarial líder global en servicios ciudadanos (agua, medio ambiente, infraestructuras, cemento y el sector inmobiliario), que está ligado al país natal del ingeniero Slim desde 1994. Desde este año la compañía ha contribuido al crecimiento de las infraestructuras del país azteca, participando en proyectos tanto del sector público como privado y tocando todos los campos de la ingeniería en obra civil y edificación y en el desarrollo de proyectos en régimen de concesión.

 

Carlos Slim es conocido en todo el mundo por algo más que por su condición empresarial: sus labores filantrópicas. En 1986, creó la Fundación Carlos Slim con el fin de ayudar a las comunidades más vulnerables y contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas a través de programas de educación, salud, educación y empleo, entre otros.

 

En 2015, la Fundación Carlos Slim fue designada por la revista Forbes como la fundación empresarial más benefactora de México; y fue reconocida también con el International Recognition Award 2015 por su labor a favor de la salud global, otorgado por el Hospital Infantil de Texas. Ese mismo año, recibió en París la Medalla de la UNESCO en reconocimiento a su contribución para que las Tecnologías de la Información y la Comunicación sean utilizadas en beneficio de toda la población.

 

Entre otros reconocimientos, el ingeniero Slim ha recibido la Medalla de Honor al Mérito Empresarial de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México en 1985; la Medalla del Presidente de la Universidad George Washington, en reconocimiento a su liderazgo empresarial y humanitario; la Condecoración del Gobierno de Bélgica y Líbano. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU le entregó el Premio Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de Información 2014, en reconocimiento a su liderazgo y dedicación en pro del desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y la conectividad de banda ancha como medio para alcanzar el desarrollo sostenible.

Las siguientes frases contienen una pequeña muestra de la filosofía vital del ya académico Carlos Slim:

· Apoyar el desarrollo y la promoción de la ingeniería y la innovación con el fin de mejorar la competitividad de las empresas y crear nuevas fuentes de empleo, reducir la pobreza y mejorar las ciudades donde vivimos.

· El trabajo bien hecho no es sólo una responsabilidad consigo mismo y con la sociedad, es también una necesidad emocional.

· El desarrollo tecnológico proporciona liderazgo a las naciones.

· La tecnología no abre brechas sino que crea importantes puentes, pero está en nosotros querer cruzarlos.

· Las telecomunicaciones son el sistema nervioso central de esta nueva civilización; son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de cualquier país.

· El empresario es un administrador temporal de la riqueza.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha