Guadalajara, Jal. Mx., // //
Rubén Masayi González Uyeda, nuevo presidente de la CIAJ.
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Rubén Masayi González Uyeda, nuevo presidente de la CIAJ.

Lechera Guadalajara fue fundada en 1961 por Roberto González de la Torre con el apoyo de su hijo Rubén González Sánchez, familia originaria de Acatic, en los Altos de Jalisco y que originalmente se dedicaba a la porcicultura.

 

En aquellos años había una seria preocupación por el manejo de la leche, pues existía la amenaza de la tuberculosis y la mastitis, entre otras enfermedades. Era importante implantar un proceso de pasteurización, para inhibir el desarrollo de las bacterias; de esta manera se creó una industria que no existía en Jalisco y se proporcionó una leche más segura y de mayor calidad para la población, además se convirtió en una importante fuente generadora de empleos.

 

Con estos antecedente, charlamos con el nuevo presidente de la CIAJ, Rubén Masayi González Uyeda y la primera pregunta era obligada:

 

¿Cómo entra a laborar en la empresa familiar?

 

 - Pues la tercera generación de la familia nos integramos prácticamente desde que empezamos a caminar, nos llevaba nuestro papá a la fábrica pues vivíamos a dos cuadras, en la Colonia El Rosario, muy cercana a Tlaquepaque, la planta siempre estuvo en el mismo lugar, Lechera Guadalajara - Sello Rojo siempre estuvo en González Gallo, muy cerca de la Glorieta de El Álamo. Para nosotros ir a la empresa era cosa de todos los días en vacaciones y los sábados. En los primeros años nuestras funciones fueron sencillas, como no existía una comunicación como la de hoy apoyábamos en llevar y traer documentos y localizar personas dentro de la planta así hasta tener unos 15 años desempeñamos trabajos más complejos como descarga y carga de camiones, lavado de botellas, contabilizar las cargas, supervisar las devoluciones, así hasta alcanzar puestos administrativos o del área de operaciones como laboratorio de calidad, taller automotriz, desarrollo de nuevos productos, mercadotecnia hasta llegar a puestos de dirección de finanzas y dirección general de la empresa.

 

 Esto generó un amplio conocimiento de las diferentes áreas que una industria de alimentos requiere para su crecimiento, sumado a su formación profesional en el área de ciencias biológicas.

 

 - Estudié en la Preparatoria No. 4 de la Universidad de Guadalajara de la cual egresé como Técnico Agrónomo y posteriormente cursé  mi educación superior en la Universidad Autónoma de Jalisco. En la preparatoria mi horario escolar terminaba a las 12:00 del día y en esa época entré a la venta de crema de leche de vaca y me iba a los diferentes mercados para promover mi producto, ahí conocí de cerca las necesidades del mercado y del consumidor y eso fue una gran enseñanza.

 

No  solo se involucró en la producción, sino en la comercialización

 

 - No solo es producir, también es muy importante comercializar, saber claramente lo que busca el cliente, cuando un cliente repite y vuelve a comprar tu producto es ya un logro, entonces sabes que lo que estás haciendo está bien y necesitas fortalecer la relación con tu cliente y convertirte en parte de su familia, hay gente que me dice “oye, a mí desde chiquito me daban leche Sello Rojo y la costumbre sigue en mi familia”.

 

 Es una marca con gran tradición por su constante evolución que ha trascendido las generaciones por ir evolucionando, desarrollando e innovando ajustándose a los tiempos modernos y ese es un activo importante, en estos tiempos de tanta competencia.

 

 Las familias jaliscienses nos han privilegiado con su aceptación a nuestros productos, cosa que agradecemos, pero he de decir, que en Jalisco los consumidores de lácteos son conocedores, tenemos una cultura del consumo de éstos. Nosotros buscamos siempre entregar productos naturales, creo que la clave está en responder con gran calidad y algo muy importante:  el sabor de la leche de Los Altos de Jalisco, por eso nos enorgullecemos de ser parte de la tradición alimentaria en nuestro estado. Por algo somos el estado con más medallas de oro en olimpiadas nacionales ya que la leche es una importante fuente de calcio, necesario para el fortalecimiento de la estructura ósea. 

 

¿Cuántos productos elabora actualmente Sello Rojo?

 

- Se tiene una gran de productos que vienen en diversas presentaciones, estas varían en tipo de envase y medida. Dentro de nuestros productos hemos generado alternativas al consumo de la leche como la leche deslactosada y la leche cero grasa, de ésta última hasta este momento hemos sido los únicos en producirla en todo el país. Tenemos también el “café lechero” que es el nombre que quisimos ponerle por aquella tradición de tomar café con leche por la mañana pero con leche de botella que se acostumbraba calentar y agregarle café. Se buscó el café que nos diera ese sabor de tradición y lo encontramos con “Café Los Portales” de Veracruz con quienes generamos una alianza estratégica. Para llegar a esto se buscaron diferentes marcas de café e hicimos gran cantidad de mezclas hasta que llegamos al gusto del consumidor. En el tema de los envases siempre hemos sido constantes en la búsqueda de nuevas opciones: pasamos del cristal al polietileno siendo la punta de lanza para que todo el Occidente-Pacífico implementaran el cambio y dejaran de usar cristal, que para nosotros siempre representó un gran riesgo para nuestros consumidores, ya que generalmente quienes iban a la tienda a comprar la leche eran niños, con esto se logró bajar el peso de las cajas y el consumo de combustible, nuestros vendedores cargaron menos peso y logramos una logística más eficiente. Hemos desarrollado diferentes envases en los últimos años como la utilización de bolsa que preserva el producto sin refrigeración, sin conservadores y con las mismas características  de calidad, sabor generando un ahorro para el consumidor  así como la bolsa que requiere refrigeración y la adquisición de una tecnología de fabricación de envase PET que tiene la misma funcionalidad de un tetrapak con la diferencia de que el PET se puede reciclar de manera muy sencilla.

 

 Con todos estos antecedentes, de su conocimiento del mercado del sector alimentario, pero también de los organismos empresariales, pues se ha desenvuelto en ellos por mucho tiempo; ahora como presidente, hacia donde quiere dirigir la CIAJ

 

 - Hemos estado analizando la problemática de estos tiempos de cambio donde nuestro mercado interno, los Tratados de Libre Comercio, y con mayor importancia el TLC tendrán que sufrir cambios simple y sencillamente por una modernización se tendrán que actualizar a los comercios electrónicos e incluir lo que el México de hoy puede ofrecer. Veo una industria alimenticia que se va a dirigir aún más al comercio internacional, creo que tenemos que esmerarnos en productos con valor agregado, que nos va a ayudar a generar mayores empleos y con mayor remuneración, tendremos que acercarnos a las áreas científicas para generar innovación y desarrollo. Veo también que estamos entrando a la 4ª Revolución Industrial, nos enfrentamos a mercados cada vez más exigentes y necesitamos digitalizar nuestros procesos, necesitamos tener una mejor trazabilidad y rastreabilidad, para poder darle certeza a nuestros clientes.

 

 Una de las controversias de la 4ª Revolución Industrial, es la sustitución de mano de obra por sistemas robotizados ¿cree usted que haya un peligro real en esto?

 

 - Yo no diría robotización, sino automatización, los procesos se vuelven más seguros, más confiables. Mi experiencia personal es que por ejemplo la planta que construimos en 1994, por la forma en que se diseñó, con sistemas transportadores, embaladoras automáticas, surtidora de envases automático, automatización de lavado, en fin, creo que se trata de eficientar los procesos de las empresas, para que esto nos va ayudar a crecer y al crecer generaremos por ende más empleos.

 

Finalmente ¿qué visualiza en el futuro de la industria alimenticia de Jalisco?

 

 - Visualizo un camino de trabajo hacia dentro, necesitamos hacer cambios radicales al interior, no podemos aspirar a realizar cambios hacia fuera si no comenzamos primero haciendo cambios por adentro en las Cámaras y en las empresas,  enfocándonos hacia la revolución 4.0

 

 - Al interior de la CIAJ nos estamos reestructurando para enfocarnos hacia las micro y pequeñas empresas ofreciéndoles información comprensible que nos permita socializar diferentes temas de gran importancia, buscando integrarlos a los sistemas de digitalización de datos, sistemas de calidad, innovación, sustentabilidad y sostenibilidad de sus procesos mediante certificaciones como la ISO 9000, 5 S´S y ESR que ayudarán mucho en su crecimiento.

 

 - Buscamos que visualicen a futuro este beneficio,  ya que por mucha capacitación que ofrezcamos, si lo tomadores de decisiones en las empresas no lo ven como una inversión que les será útil para su desarrollo,  simplemente no alcanzarán el futuro. 

 

La Cámara necesitará estar muy cercano a las empresas insistiendo en este cambio que ya nos alcanzó y que cada día que nos detengamos a pensar si entrar o no entrar, este cambio nos va a ir dejando atrás.

 

- Por otro lado, la inocuidad es otro tema importante, las empresas están conscientes de su importancia y saben de que se trata pero en algunos casos falta mayor aplicación de ésta para producir alimentos seguros. 

 

- Finalmente, algo en lo que se va a trabajar es formular y empujar una Ley Alimentaria que lo que pretende es reglamentar la calidad y manejo de los productos alimenticios, aunque ya existen normas al respecto, sobre todo en lo que tiene que ver con salud y manejo de alimentos, buscaríamos profundizar en varios temas. 

 

Y así termina esta charla con Rubén Masayi González Uyeda, nuevo presidente de la CIAJ y un auténtico experto en el mercado de productos alimentarios.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha