Guadalajara, Jal. Mx., // //
Si nos quedáramos fuera del TLC, sería una gran oportunidad para el sector ganadero: Andrés Ramos Cano.
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Si nos quedáramos fuera del TLC, sería una gran oportunidad para el sector ganadero: Andrés Ramos Cano.

La inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio ha generado gran inquietud en muchos sectores de la producción en México, pero para los industriales lecheros, representa la oportunidad de revisar una serie de importaciones de polvos y sueros que se han convertido en una competencia desleal.

 

Jalisco es uno de los estados más afectados ya que es el primer lugar nacional en la producción de leche, con alrededor de cinco millones y medio de litros diarios. Ante esta perspectiva, platicamos con el presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco y vicepresidente del sector social del CESJAL, Andrés Ramos Cano, quien nos explica:

 

- El problema siempre ha sido el mismo, en la cantidad y en la venta de productos que realmente no están hechos a base de leche; eso ha generado que cada vez se utiliza menos leche producida en Jalisco y en México para las necesidades que existen y por otra parte se están importando cada vez más productos que definitivamente tienen todo menos leche.

 

- ¿El factor precio influye en la comercialización de estos productos?

- Claro, este tipo de productos han aprovechado el momento de la economía mexicana, dado que las amas de casa siguen buscando lo más barato, más aún cuando esos productos se ostentan como vitaminados y se cree que con eso cubren las necesidades de una familia, pero son productos hechos a base de suero o grasa vegetal, le adicionan vitaminas pero en realidad no están elaborados a base de leche.

- Y esos productos impiden que se coloque la producción lechera del país, pues resultan más baratos.

Así es y ha generado que exista un sobreproducción. México no es autosuficiente en leche, México produce solo un 70% de la leche que se consume, equivale a once millones de litros diarios y lo que se consume son catorce millones y medio de litros diarios. Entre ellos, los productos ya citados que no se elaboran a partir de leche.

- Y aquí es donde puede entrar la ventana de oportunidad por la revisión del TLC.

- Sí, esta revisión generará que nos quedemos fuera del Tratado; creemos que nos beneficiaría, pues además se está hablando de poner aranceles que antes no existían. Todo esto va provocar que los precios suban y podríamos entrar en una etapa competitiva, que es algo que siempre hemos pedido, poder ser competitivos con las importaciones.

- Tenemos entendido que recientemente ha habido negociaciones exitosas para colocar la producción de los ganaderos de Jalisco.

- Desde el año pasado nos sentamos con empresas como Nestlé y Danone y hoy tenemos una entrega directa. Esto ayuda, pues son empresas transnacionales y sería deseable que el gobierno estableciera para estas empresas, una cuota fija y obligatoria de consumo de producto nacional.

- ¿Cómo va el proyecto de la secadora de leche?

- Está listo y estamos en condiciones de detonar este proyecto el mes entrante que nos ayudará a sacar la leche que se queda en los mercados, que no tiene comercialización y a producir leche en polvo que necesita la industria o transladarla a donde no podemos llegar con leche fluida. Creo que este año nos permitirá encontrar una serie de oportunidades. Siempre he dicho que los años difíciles encierran grandes beneficios que no habíamos visto en otros años de la ganadería lechera.

- Y es también producto de muchos años previos de trabajo.

- Lo que pasa es que nunca nos “echamos a la hamaca”, desde hace varios años estamos en esto y si apenas empezaramos estaríamos a destiempo; llegamos a un momento que nadie esperaba, con una serie de movimientos en los mercados mundiales.

Hoy China, Japón y otros países de oriente están buscando mercados alternativos y nosotros estamos listos, incluso para la exportación de carne de muy buena calidad. No es cierto que estamos sobreproduciendo y que tenemos demasiadas vacas, por el contrario, estamos ante la oportunidad de que crezca la ganadería, sobre todo la pequeña, en Jalisco el 80% son ganaderos pequeños de 50 vacas para abajo, son más de 14,000 familias que viven de eso, el otro 20% pertenece a los grandes productores de leche.

- Saliendo del tema de la leche, ¿cómo va el proyecto del rastro TIF en Acatlán?

- Con enorme satisfacción digo esto, ya está trabajando. Este proyecto durante muchos años generó polémica y está teniendo una matanza de unos trescientos animales diarios. Ya estamos esperando la certificación, para lograrlo deberíamos funcionar por un período de ocho a diez meses, pero tenemos todos los elementos necesarios para obtenerla, SAGARPA nos está ayudando para agilizarla.

Todo esto nos permitirá que la carne de Jalisco una vez certificada se consuma en el Estado, en un mercado tan importante como las tiendas de autoservicio, pues ellas comercializan el 60% de la carne que se consume pero no es carne de Jalisco, pues en el mejor de los casos son becerros que se vendieron en Jalisco, se engordaron fuera del Estado, se sacrificaron fuera de Jalisco y nos regresaron la carne ya empaquetada.

Visto de esta forma, la ganadería jalisciense puede tener un buen año a pesar de los nubarrones.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha