Guadalajara, Jal. Mx., // //
Don Leonardo Placencia, gran impulsor de Expo Guadalajara
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

Expo Guadalajara es producto, consecuencia de un sueño. Una ilusión”.

 

Asi empezó su relato don Leonardo Plascencia Enríquez, gran empresario tapatío, quien es uno de los visionarios hombres de negocios que propusieron y consolidaron este recinto ferial que le da cada año vida económica a la zona metropolitana de Guadalajara y que ya se convirtió en el más importante de América Latina.

 

En febrero estaremos cumpliendo 30 años de existencia”, dijo con orgullo y alegría durante la rueda de prensa en donde se dieron a conocer los festejos de tan trascendente hecho.

 

Don Leonardo Placencia es actualmente miembro del consejo consultivo de Expo Guadalajara, fue su presidente y su fundador.

 

Recordó que Expo Guadalajara abrió sus puertas hace ya casi 30 años con la realización de Expo Mueble, “pero tres años antes un pequeño grupo de soñadores, nos decían ilusos, iniciamos el trabajo para lograr este recinto ferial, que es motor y sorporte de desarrollo económico para Guadalajara.

 

Fueron tres organismos empresariales lo que iniciaron con la idea, quienes ya venían realizando exposiciones: el sector de joya, calzado y muebles.

 

Buscaban apoyo para un terreno. No tenían mucho dinero. Corría el año de 1983. “No fue fácil. Hubo cierta resistencia al inicio. Un organismo empresarial por allí dijo: Señor Gobernador no les haga caso”.

 

Comentó que se insistió. Pedian al gobierno un terreno de su propiedad. Dice que al principio solo tuvieron su apoyo moral. Luego lograron su cometido con ciertos requisitos. Fue un préstamo, pero cuando quisieron pagar, el Gobierno de Jalisco les solicitó integrarse como socio y tiene el 10 por ciento de las acciones, igual que el Ayuntamiento de Guadalajara, que se integró a cambio del apoyo el urbanización. Los mayores propietarios de Expo son los empresarios.

 

Así es como empezó esta gran aventura que ahora es orgullo de todo México, dice este gran empresario que tiene una historia de vida de gran éxito y digna de ser contada.

 

 

En entrevistas anteriores con Axópolis.com, ha señalado que ser un empresario de gran talla no es fácil. Hay muchos retos a vencer, pero son tres las claves para salir airoso: honestidad, esfuerzo y credibilidad, valores que primero que nada pone en práctica para si mismo y luego -y en la misma proporción- con sus colaboradores en la empresa, cliente y proveedores.

 

Su pasión

 

Su gran pasión es el béisbol, deporte que jugó desde los 15 hasta los 35 años.

 

A los 15 años se hacía cargo del negocio familiar, de su madre y hermana, pero una gran pasión llegó a su vida. Empezó a jugar béisbol como amateur, donde jugó en Panamericanos y Centroamericanos.

 

Luego como profesional estuvo en Charros de Jalisco. Fue primera base. Un gran pelotero. A los 35 años se retiró, pero sigue apoyándolo, ya que es parte del consejo del equipo de Charros de Jalisco y socio del mismo.

 

El deporte ha sido algo importante en su vida y en la actualidad, con más de siete décadas de vida, practica caminata y el golf.

 

Sin duda que don Leonardo Placencia Enríquez tiene una vida empresarial y humana que es ejemplo para nuevas y viejas generaciones.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha