Guadalajara, Jal. Mx., // //
Señala Alfaro que el Congreso violó la ley al rechazar la cuenta pública de Tlajomulco
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Señala Alfaro que el Congreso violó la ley al rechazar la cuenta pública de Tlajomulco

El alcalde con licencia de Tlajomulco, Enrique Alfaro Ramírez señaló que el Congreso del estado violó la ley al rechazar la cuenta pública del 2010 de dicho municipio, aún y cuando la Auditoría Superior del Estado de Jalisco  (ASEJ) no presentó ningún cargo.

El ex candidato a gobernador, afirmó que el artículo 87 de la Ley de Fiscalización establece que el único órgano que puede devolver el dictamen a la ASEJ es la Comisión de Vigilancia y en esta ocasión fue el Pleno del Congreso quien rechazó el informe de la cuenta pública de Tlajomulco.

“Nos preocupa que esta vaya a ser la tónica del cierre de esta legislatura, que en este último tramo, a costa de todo, inclusive pisoteando la ley, se pretenda usar al Congreso de Jalisco como un espacio de ajuste de cuentas políticas y espacio en el que se puedan hacer acuerdos sucios respondiendo a intereses de todo tipo”, señaló Alfaro en conferencia de prensa.

El día de ayer la Comisión de Vigilancia presentó el dictamen de la cuenta pública sin ningún cargo. Sin embargo, los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los del Partido de la Revolución Democrática (PRD) votaron para que el dictamen fuera rechazado. Por su parte, los diputados del Partido Acción Nacional se abstuvieron de votar.

Debido a que la cuenta pública fue presentada sin ningún cargo por parte de la ASEJ, el argumento de Pleno del Congreso para rechazarla no tiene un fundamento y no está contemplado en la Ley de Fiscalización, la cual señala que sólo se podrá regresar para revisión si presenta cargos.

Alfaro Ramírez, subrayó que no había argumento para devolver el dictamen, ya que la cuenta pública de Tlajomulco en 2010, año en que él era alcalde, está limpia. Asimismo, culpó al diputado perredista Raúl Vargas, de ser el responsable de convencer a los demás diputados para rechazar el dictamen.

Nos quieren presionar para que nos sentemos a negociar asuntos que por dignidad y principios no negociaremos. No solaparemos el desastre administrativo que generó particularmente Raúl Vargas en la Comisión de Administración en el Congreso del Estado” comentó Alfaro.