Guadalajara, Jal. Mx., // //
Alumnos del CUCEI innovan en producción de alimentos
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTOS Cortesía FOTOS Cortesía

Mermelada deshidratada, popotes que se convierten en bebidas o cajeta de frijol son algunos productos que alumnos del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) presentaron durante la XVI Expo Ciencia de los Alimentos, una iniciativa que busca fomentar la innovación en productos alimenticios para otorgarles características que fortalezcan su valor nutricional o faciliten los métodos de preparación.

 

Esta exposición es el resultado final de 32 equipos de estudiantes de la carrera de Ingeniería en Alimentos y Biotecnología del plantel, quienes se preparan durante el semestre para presentar proyectos que pueden ser carteles, alimentos con características funcionales o prototipos de productos alimenticios. Posteriormente, son evaluados según criterios establecidos por los docentes, quienes deciden si los trabajos son aprobados o no.

 

En esta edición tenemos 26 carteles, 32 tipos de alimentos y dos prototipos. Esta actividad es enriquecedora para los jóvenes, pues los evaluadores son de distintos departamentos y divisiones; entonces, según la materia que cursaron los jóvenes son los criterios de evaluación”, detalló la coordinadora de la carrera, maestra Cristina Martínez Cárdenas.

 

En el caso de los alumnos de los últimos semestres, sus proyectos deben de abarcar criterios más allá de la composición de los productos; también tienen que trabajar con otros ejes, como la imagen del producto, su rentabilidad y los detalles del proceso de elaboración. Martínez Cárdenas destacó que, actualmente, uno de los alimentos mejor evaluados en la edición pasada ya se comercializa en tiendas especializadas en productos orgánicos y veganos.

 

En esta Expo Ciencia de los Alimentos 2019 se trabajó de cerca con el I Encuentro Nacional de Secado y Cocción Solar de Alimentos, por lo que se pidió a los alumnos que orientaran sus proyectos hacia la elaboración de productos que aprovecharan la energía solar para sus procesos de preparación.

 

Normalmente se trabaja sustituyendo componentes que pueden ser sintéticos por otros más naturales: colorantes, conservantes, o sustituyendo la proteína animal por alternativas. Los alumnos trabajan mucho con proteína hecha a partir de insectos o vegetales”.

 

Uno de los casos presentados fue el proyecto Recrumex, una iniciativa estudiantil que trabaja elaborando un material que sirva de recubrimiento para alimentos naturales perecederos, como manzanas o naranjas. Para este fin, los estudiantes usan biopolímeros que se extraen de productos como amaranto, plátano cuadrado o nopal.

 

Brenda Reyes Díaz, alumna de la carrera en Ingeniería en Alimentos y Biotecnología, señaló que, en el caso de la industria alimenticia, existen pérdidas de hasta 50 por ciento en productos hortofrutícolas; por ello, su equipo buscó innovar en la elaboración de sustancias que puedan ayudar a conservar este tipo de alimentos, pero sin utilizar materiales sintéticos. En su caso, trabajaron en una sustancia que funciona como una película que recubre el alimento y posterga su proceso de maduración.

 

Es importante trabajar con alimentos que sean sustentables; en nuestro caso, muchos de nuestros alumnos son foráneos, por eso sus trabajos están enfocados en productos con base en alimentos de su región, para que después de la carrera puedan volver a sus lugares de origen e innovar con valor agregado en cada zona”, mencionó la maestra Martínez Cárdenas.