Guadalajara, Jal. Mx., // //
Participa en diseño de auto autónomo y triunfa en Alemania
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTO Cortesía FOTO Cortesía

Tras un año de su egreso de Ingeniería Mecatrónica (IMT) del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, José Luis Vázquez es parte del mejor equipo en la reconocida competencia de vehículos autónomos a nivel universitario Formula Student Driverless Germany, pues ganó en la competencia con su equipo, el AMZ Driverless, de la universidad ETH Zurich, al competir contra universidades como el MIT y la Technical University of Munich.

 

En el equipo su rol fue el desarrollo de controladores para maximizar la velocidad del auto y al mismo tiempo evitar que derrape. También ayudó en el desarrollo de un algoritmo para calcular la trayectoria óptima que el auto tiene que seguir en la pista.

 

Éramos 17 equipos autónomos, competimos con universidades de Alemania, España, Hungría, Estonia, la Universidad de Oregon y el MIT. Les ganamos a todas”, afirmó José Luis. Su pasión por las competencias comenzó desde la universidad; en especial, desde su primer participación en el Torneo Mexicano de Robótica. Actualmente cursa su Masters degree: Robotics, System & Control en la Universidad ETH, en Suiza.

 

Desde su primer semestre se unió a The Academic Motorsport Club Zurich (AMZ), el equipo representativo de la ETH.

 

De acuerdo al egresado del Tec, Campus Guadalajara, su ingreso al equipo no fue difícil. Comentó que su primer contacto fue por internet y mostró que estaba interesado. “Siempre he creído que uno tiene que tocar diferentes puertas y contactar a las personas necesarias. Pero sobre todo, tienes que mostrar interés”.

 

Una competencia de relevancia global

 

Formula Student Driverless Germany es la competencia más grande a nivel internacional en su tipo para ingenieros universitarios. Se divide en tres áreas principales:

 

- Autos de combustión,

 

- Autos eléctricos y

 

- Autos driverless.

 

AMZ participa con los driverless (vehículos autónomos). El proceso es tomar un un auto eléctrico previamente ensamblado y desarrollar un software para hacerlo autónomo. Es decir, que se maneje solo a mayor velocidad. La conformación de equipos se dejó a criterio de las universidades. En AMZ son 20 los encargados del diseño e implementación de software sobre un solo driverless.

 

La competencia es muy formal. Muy seria y estricta, tiene muchas reglas y requiere de mucho profesionalismo”. José Luis comenta además que el desarrollo de software “es cuestión de entender los algoritmos de años pasados; estar en contacto con los supervisores de los laboratorios y desarrollar la idea de manera conjunta”.

 

Automóviles autónomos y ser parte de la Comunidad Tec

 

Existe un vínculo muy grande entre el Mecatrónica y aplicación en los driverless. Sobre todo porque en el Tec te dan el know how de cómo empezar un robot y cómo acomodar lo mecánico con lo electrónico”, afirmó. En su opinión, “este logro es una forma de demostrar que estudiar Mecatrónica en el Tec te deja desarrollar proyectos de robótica sofisticados”.

 

Agregó que es una oportunidad para apostar por la robótica, pues afirma que “Mecatrónica es más que simples procesos de automatización. Es mucho más interesante ir por la robótica, porque habrá más trabajos en el área, no sólo en automatización”.

 

Asimismo, añadió que “es de mucha ayuda la pasión por buscar maneras para integrar sistemas y hacer un robot. Eso es muy importante”. Y afirmó que gracias al Tec logró realizar diferentes actividades académicas y extracurriculares para moldear su perfil como mecatrónico.

 

He estado en Mercedes Benz, en Alemania, en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV) y en CRABI (una fintech de Guadalajara), donde mejoré mi conocimiento sobre inteligencia artificial y desarrollo de software”, explicó.

 

Las universidades internacionales, especialmente las europeas, dijo, buscan generar sinergias multiculturales y tratan de darle preferencia a los alumnos de las mejores universidades de latinoamérica, “y pues el Tec es una de ellas… Eso me ayudó mucho en el proceso de aplicación a maestría; hacen mucho hincapié en mantener la multiculturalidad. Hay gente de todas partes y el Tec sobresale entre todas las universidades de la región”.

 

Finalmente, comentó que buscará diferentes oportunidades para su crecimiento profesional a través de la diferentes laboratorios e invitó a aprovechar todos los veranos. Sugirió a los estudiantes de cualquier ingeniería que “traten de irse al extranjero, hacer estancias de investigación. Cada granito de arena cuenta. Programen mucho, vayan a muchas competencias, hagan prácticas profesionales en desarrollo en software y si se van al posgrado, repasen matemáticas”, concluyó.