Guadalajara, Jal. Mx., // //
Estudiante del CUAAD crea juguete para ayudar a niños con dislexia
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Cortesía FOTO Cortesía

Daniel Antonio Tierradentro Barrera, estudiante de la Licenciatura en Diseño de Interiores del Centro Universitario de Arte Arquitectura y Diseño (CUAAD), realizó de febrero a junio de 2019 una estancia en ThinkCamp 2019 en Xalapa, Veracruz, la cual fue financiada por iLAB, un laboratorio de innovación y emprendimiento social con impacto tecnológico, y Punto México Conectado, un centro de fomento a la inclusión digital para la ciudadanía.

 

Para este campamento fueron seleccionados los dos jóvenes participantes más destacados de cada entidad federativa; el proyecto de Daniel Antonio resultó ser, incluso, uno de los cinco mejores a nivel nacional en este campamento. Fue ahí donde nació Cubexia, un juguete inteligente conformado por tres cubos para ayudar a niños con dislexia.

 

Los pequeños que padecen esta dificultad de aprendizaje, que involucra la comprensión oral y escrita del lenguaje, practican y desarrollan sus habilidades más afectadas con este juguete, que también permite dar un diagnóstico sobre las capacidades del paciente.

 

Los niños que tienen dislexia pasan de seis a ocho años en terapia, precisamente porque no hay una herramienta que le pueda ayudar al psicólogo a encontrar en qué momento tiene que cambiar la terapia. El juguete ayuda a saber cuál es el área en la que el niño necesita más ayuda. La dislexia es todo un mundo, y lo que hace el juguete es adaptarse a cada niño”, señala Daniel.

 

Una de las razones por las que Daniel decidió trabajar con la dislexia fue porque su hermano la padece, también por el desconocimiento que existe en el sector educativo sobre cómo tratar a los niños.

 

Yo nunca me había puesto a pensar en cómo le había afectado a mi hermano, yo creía que solamente era cosa de echarle ganas”, agregó.

 

En un principio el proyecto se pensó como una aplicación de realidad aumentada, pero se buscó asimismo la facilidad de acceso, entonces el joven creó un cubo antiestrés. Luego de las pruebas, se personalizó a cada niño para que se apropiaran del juguete.

 

Daniel participa en actividades de emprendimiento del CUAAD, pues es comisionado en este centro universitario de Hutl Prize, una competencia que reúne a estudiantes universitarios para resolver problemas sociales urgentes en torno a temas como la seguridad alimentaria, el acceso al agua, la energía y la educación.

 

Actualmente se encuentra en búsqueda de financiamiento y colaboradores que le puedan ayudar a concretar el proyecto. Además, está por lanzar una campaña de fondeo para llevar el proyecto a la realidad.

 

Para conocer más sobre el proyecto de este estudiante, pueden consultar: https://ilab.net/startup/cubexia/