Guadalajara, Jal. Mx., // //
Gijs van Wulfen se ganó el cariño del talento empresarial tapatío
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTOS Laura Gutiérrez FOTOS Laura Gutiérrez

Gijs van Wulfen, considerado en Europa como el “gurú” de la innovación se ganó el cariño del talento empresarial tapatío, durante los tres días de su participación en Inspiring Innovation. Su sencillez, elocuencia y grandeza, puso de manifiesto sus enormes conocimiento en el tema que vino a compartir con la gente de negocios de Guadalajara y con los emprendedores.

 

En la segunda etapa de Inspiring Innovation, que se llevó a cabo en el Conjunto Santander de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, conferencias dirigidas al sector empresarial, van Wulfen logró una empatia en pocos minutos con el público asistente. Su sencillez en la forma cómo explica su metodología FORTH, que la va desarrollando a manera de expedición en cada uno de sus pasos, causó sensación por su eficacia y porque no está complicada.

 

Para Van Wulfen, la innovación es como una aventura, pero en este caso no la aplica solamente en lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías, sino que es para toda empresa. Es un método. Empresas internacionales lo han aplicado con gran éxito.

 

El objetivo de su metodología Forth es ayudar a las empresas a innovar con éxito en el desarrollo de nuevos productos, servicios o modelos de negocio, con una muy marcada orientación hacia el cliente.

 

El método Forth, cuyo nombre está formado por las iniciales de las cinco fases en las que se divide esta metodología en inglés (Full Steam Ahead, Observe & Learn, Raise Ideas, Test Ideas and Homecoming, es decir, avance a toda máquina, observación y aprendizaje, generación de ideas, testeo de ideas y proyectos y vuelta a casa, en castellano), plantea el proceso innovador como un viaje, como una expedición de descubrimiento en el que se busca encontrar la mejor solución a un problema, y lograrlo de la forma más eficaz posible y en el menor tiempo.

 

El método plantea una expedición que dura 15 semanas y que consta de 15 talleres que se realizan con un equipo interno para desarrollar varios proyectos que den como resultado nuevos productos, servicios y/o modelos de negocio.

 

El proceso de innovación que propone Forth parte de un caos inicial en el que hay que elegir el foco de innovación, la hoja de ruta que se va a seguir para buscar la solución a un problema, y a continuación se analiza la información, se pone en marcha el proceso creativo, se llevan a la práctica los prototipos, y finaliza con la implementación del proyecto. Todo ello incorporando la visión del cliente desde una fase muy temprana, lo que permite contrastar desde el primer momento las ideas innovadoras.