Guadalajara, Jal. Mx., // //
Leo Atrox: una supercomputadora para solucionar problemas cotidianos
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Leo Atrox: una supercomputadora para solucionar problemas cotidianos

Capaz para resolver millones de operaciones por segundo, y con tecnología aplicable a la resolución de problemas cotidianos, Leo Atrox, la supercomputadora ubicada en el Centro de Análisis de Datos y Supercómputo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), está disponible para el uso de investigadores y especialistas en soluciones de alto rendimiento.

 

El titular de la Coordinación General de Tecnologías de la Información (CGTI), doctor Luis Alberto Gutiérrez Díaz de León, presentó este proyecto ante la comunidad científica que se dio cita a la Jornada Universitaria de Supercómputo 2019, que tiene como sede la Sala Guillermo del Toro de la Cineteca FICG, de la Universidad de Guadalajara.

 

Indicó que esta supercomputadora puede resolver situaciones en áreas como ciencias médicas, educación, negocios, desarrollo de nuevas tecnologías e industria automotriz, entre otras.

 

Como introducción a su conferencia, titulada “Centro de Análisis de Datos y Supercómputo de la Universidad de Guadalajara”, Gutiérrez Díaz de León recordó que en la cuarta revolución industrial los temas que tienen especial impulso son: el monitoreo meteorológico, las energías renovables, las ingenierías biomédica y aeroespacial, la farmacéutica y la industria automotriz.

 

El procesamiento es clave para detonar a todas las tecnologías”, explicó.

 

Recordó que los cinco primeros países en términos de gasto absoluto en investigación y desarrollo son Estados Unidos de América (EUA), China, Japón, Alemania y Corea. Y los cinco quipos de supercómputo más desarrollados están en EUA (tres) y en China (dos).

 

En México, en 1980, había máquinas con rango de 4 a 16 procesadores y en 1991 la primera supercomputadora se habilitó en la UNAM, dijo. El CINVESTAV, la BUAP y la UAM se sumaron posteriormente. La UdeG también comenzó con sus propios proyectos.

 

Esto detona, en la UdeG, la creación del Centro de Análisis y Supercómputo. Trabajábamos con clústeres medianos para tener un mejor rendimiento, pero este proyecto lo realizamos con la visión de otorgar apoyo a nuestra comunidad académica”, añadió el titular de la CGTI.

 

La supercomputadora fue bautizada como Leo Atrox, porque el león es parte de la identidad universitaria y porque esa especie tiene el cerebro más grande de todos los felinos. Cuenta con 150 nodos para procesamiento y rendimiento de 504 teraflops (504 billones de operaciones por segundo).

 

Las instalaciones del CADS, que albergan a Leo Atrox, tienen un centro de monitoreo, sala de juntas, áreas de trabajo, oficinas de vinculación, cubículos, entre otros espacios. Está al interior del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y a disposición de investigadores y estudiantes. Dijo que la idea es conectarse con proyectos de otros estados y países.

 

Estamos trabajando en ello. La red no está completamente constituida. Avanzamos en la parte de supercómputo y tenemos que generar otra red que nos conecte para fortalecer proyectos de investigación y solución de problemas gracias a estas tecnologías”, añadió Gutiérrez Díaz de León.

 

Algunos investigadores de universidades foráneas se mostraron interesados en conocer a Leo Atrox y trabajar para el diseño de aplicaciones y proyectos diversos.