Guadalajara, Jal. Mx., // //
Teólogo argentino recibió el Doctorado Honoris Causa de la UAG
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
 FOTO Cortesía UAG FOTO Cortesía UAG

Con un vehemente llamado a no perder el coraje ni la lucidez en la lucha por la reconquista de los valores perdidos, en la urgente tarea de los católicos por restaurar en la sociedad el Reino de Cristo, dio principio el X Foro Internacional Fe y Ciencia de la Universidad Autónoma de Guadalajara, que en esta ocasión se realiza con el tema “Cristo Rey”.

 


 

“En esta época que nos ha tocado vivir, ¿qué podemos hacer?... Ir a la reconquista de los espacios perdidos. A la reconquista del Cristianismo y de la Cristiandad. Es necesario que Cristo reine. Y que reine no sólo en los corazones de los individuos sino también en el orden temporal”, afirmó el R.P. Alfredo Sáenz, sacerdote jesuita, teólogo y prolífico autor argentino, durante su conferencia magistral titulada “La Realeza de Cristo y la Apostasía del Mundo Moderno”, con la que inició el foro y que también presentó como tesis doctoral ya que al término de su exposición recibió el Doctorado Honoris Causa por parte de la institución.

 


 

El padre Sáenz hizo una revisión histórica del mundo en relación con la realeza de Cristo desde los tiempos bíblicos hasta la actualidad. Definió a Adán, Abel, Moisés y otros personajes del Antiguo Testamento, así como a los filósofos de la antigua Grecia, como “bocetos” o precursores de Cristo; habló de la “plenitud de los tiempos”, el florecimiento de la Cristiandad en el Medioevo y más tarde la apostasía, es decir los embates que comenzó a recibir a partir del sisma de Lutero, luego por el liberalismo de la Revolución Francesa, la masonería, el marxismo y actualmente por el relativismo, el naturalismo, el inmanentismo y la pérdida del sentido de la existencia que caracterizan al llamado post-modernismo.

 


 

Primero fue la negación de la Iglesia, después de negación de Cristo y ahora es la negación de Dios; tres pasos sólidamente llevados a cabo por los enemigos de Cristo, dijo el padre Sáenz.

 


 

Frente a ello, exhortó a los católicos militantes a trabajar en todos los ámbitos: la cultura, la familia, los colegios, las universidades, la política, etcétera, para reconquistar la Cristiandad, para lo cual recomendó la oración, el estudio y el apostolado. “No sabemos si aún nos queda mucho tiempo de historia, si no estamos ya en sus postrimerías, pero lo que sí está a nuestro alcance, es trabajar para que Él reine, sin perder la esperanza”.

 


 

El R.P. Alfredo Sáenz agradeció a la Universidad Autónoma de Guadalajara el Doctorado Honoris Causa que le confirió y dijo sentirse honrado “de tener parte, aunque sea minúscula, en el glorioso magisterio que sobre esta Universidad ejercita su santo patrono, Anacleto González Flores, a quien considero casi como un hermano”.

 


 

La contestación a la tesis doctoral la dio el Rector de la UAG, Lic. Antonio Leaño Reyes. Habló sobre la oscuridad en la que se encontraba el mundo prehispánico; las luces que trajeron los evangelizadores, y el florecimiento de la nacionalidad mexicana, pero también alertó contra las regresiones absurdas que han ocurrido en nuestra patria y que algunos aún intentan imponer. Llamó a no temer a los enemigos ni a la crítica y proclamó el reinado de Cristo en la Universidad.