Guadalajara, Jal. Mx., // //
¿Sabes los beneficios que la música le aporta a tu bebé?
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
¿Sabes los beneficios que la música le aporta a tu bebé?

Los recién nacidos emiten respuestas motrices, sonoras y de atención a estímulos musicales que son reiterados durante un periodo de tiempo

 

La música juega un papel fundamental en el desarrollo de las niñas y niños, ya que está comprobado científicamente que estimula su inteligencia, mejora su concentración, contribuye en el desarrollo de la creatividad y mejora la memoria, entre otros beneficios.

 

Los seres humanos están en contacto con la música incluso antes de nacer, debido a la exposición a los sonidos del ambiente, la voz de la madre y del padre y otras; es decir, se desarrollan en un entorno sonoro diverso y complejo, por lo que la estimulación musical puede iniciar previo al nacimiento del bebé, cuando la madre canta o escucha música.

 

En el seno materno, el bebé reacciona ante determinados sonidos, modificando su posición y generando una respuesta cuando los escucha. De esta forma, se ha demostrado que los sonidos graves tienen un efecto más relajante que aquellos que son agudos, y que hay sonidos que agradan al bebé y le proporcionan relajación y tranquilidad. Todo ello es posible, debido a que el oído es el primer órgano sensorial que se desarrolla dentro del útero. El feto oye, reacciona al sonido y aprende de él.

 

Desde las primeras etapas del desarrollo, los recién nacidos emiten respuestas motrices, sonoras y de atención a estímulos musicales que son reiterados durante un periodo de tiempo. Algunas fuentes de estimulación temprana para los menores son las que proporciona el adulto al bebé a través de la voz humana: empleando una voz suave y palabras cariñosas, además de cantarle “canciones de cuna”.

 

Las canciones de cuna, precisamente, proporcionan al niño y a la niña sensación de bienestar, relajación, además de que estrechan el vínculo afectivo de la madre con su hija o hijo, al ser una actividad en la que ambos están conectados.

 

Es fundamental, por tanto, el papel de los padres del bebé en los primeros años de vida de éste, para acercarlo a la música y desarrollar la capacidad auditiva.

 

Diversos estudios evidencian que la música provoca en los bebés un aumento en la capacidad de memoria, atención, concentración y favorece la imaginación infantil. Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio y el desarrollo muscular, además de que brinda la oportunidad para que las niñas y niños interactúen entre sí y con los adultos.

 

Se recomienda poner al bebé música clásica debido a que diversos estudios demuestran que fortalece la capacidad neurológica, además hará que el menor se relaje mejorando la calidad del sueño. Se puede empezar a poner música clásica desde el embarazo colocando unos auriculares sobre el vientre sobre todo cuando la madre está relajada en un sillón o sofá, después de cenar o un poco antes de dormir.

 

Técnicas de musicoterapia infantil con el binomio madre-bebé

 

Canto: Que la madre estimule a la niña o niño cantándole, ayuda a que aprendan la estructura correcta de las palabras y las frases, por lo que es una excelente herramienta para potenciar el lenguaje. También estimula el aparato fonatorio, a la vez que mejora la memoria y la asociación neural.

 

Audición musical: Este tipo de terapia es perfecta para fomentar la atención y el reconocimiento de sonidos, a la vez que ayuda a relajar o activar a los pequeños, en función del tipo de música. Consiste en ponerle al bebé canciones infantiles, música clásica y/o sonidos de animales de manera suave y sutil.

 

Juegos musicales: Estas actividades consisten en enseñar a las niñas y niños canciones infantiles populares que conlleven al juego. Esto favorece el desarrollo del pensamiento, la creatividad, la concentración y la memoria. También estimulan la coordinación motora, por lo que son perfectas para los niños que tienen problemas motrices.

 

Composición de canciones: Esta técnica fomenta la creatividad y la imaginación infantil. También estimula la asociación de palabras, el desarrollo del lenguaje y la memoria de evocación. Básicamente, la niña o niño debe componer una canción cambiando una letra que ya conozca o creando una nueva melodía.

 

Tocar instrumentos: Tocar un instrumento musical no solo requiere conocimiento, sino también habilidades motoras, por lo que es un buen ejercicio para las niñas y niños que tienen alguna discapacidad física o problemas de coordinación. El instrumento puede ser incluso uno de construcción propia en el hogar, por ejemplo, un tambor con un recipiente de plástico y dos cucharas. También es una excelente herramienta para desarrollar la capacidad auditiva y la memoria de fijación.

 

Dentro de las acciones del Programa de Promoción y Atención al Desarrollo Infantil Temprano (PRADI), en los Centros de Salud se llevan a cabo Talleres de Estimulación Temprana donde se capacita a las madres, padres y/o tutores para comunicarse con su bebé desde el embarazo a partir del quinto mes, proporcionándole herramientas suficientes hasta el término de la gestación.