Guadalajara, Jal. Mx., // //
CICEJ considera que las obras deben realizarse por profesionales con ética
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTOS Cortesía FOTOS Cortesía

El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco (CICEJ), Armando Brenez Moreno, puso en la mesa la gravedad que representaría que la industria de la construcción sea llevada a la informalidad y todo por la decisión de asignar los recursos para obra pública en forma directa a civiles, ya sean padres de familia o cualquier otra comunidad.

 

Precisó que las construcciones deben ser realizadas por profesionales, que aparte de contar con los estudios necesarios para ello, sean gente con ética y responsabilidad social. La construcción sigue sirviendo como parámetro de una sociedad. De la misma forma que no puede concebirse una gran civilización sin sus grandes construcciones, hoy no puede admitirse un país, un estado o una ciudad sin obras que faciliten la vida de sus ciudadanos o resuelvan alguna problemática existente.

 

Y justamente ese es el tema que al gremio de la Ingeniería Civil nos preocupa, la industria tiene muchos meses en retroceso y es vital para la economía del país, se calcula que beneficia a alrededor de 70 ramas de la actividad productiva nacional, pues utiliza insumos de otras industrias como el acero, la cal, el aluminio, la arena o la madera, pero además produce miles de fuentes de empleo”.

 

Dijo que la labor del ingeniero civil implica además la responsabilidad de realizar obras no solamente con sentido social, sino con la ética de que sean trabajos realizados con el máximo cuidado y respetando toda clase de lineamientos de carácter estatal y municipal.

 

En el marco de la celebración del Día Nacional del Ingeniero, que se dividió en dos actos: la ofrenda floral en la rotonda dedicada al gremio y posteriormente un desayuno que encabezó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, fue enfático al afirmar que “"nos preocupa el reciente anuncio (en el sentido) de que el gobierno federal entregará recursos a familiares principalmente a padres de familia a partir del próximo ciclo escolar, para la construcción de 200 mil escuelas”.

 

Luego vino la advertencia del daño que se haría “esto llevaría al sector a la informalidad puesto que sólo sería exigible un sistema sencillo de comprobación de gastos, una acta al final de cada ciclo escolar firmada por los padres de familia donde se demuestre como se utilizaron los recursos".


Brenez Moreno comentó que sin duda no se trata de malas intenciones en esa decisión, pero nada garantiza que las obras sean construidas bajo los estándares y las normas internacionales, poniendo en riesgo millones recursos federales.

 

"Con el debido respeto a los padres de familia y no dudando de sus mejores intenciones nada garantiza que sean bien asesorados y ejecutadas las obras y sin mencionar que va de por medio la seguridad de miles de niños en toda la República", aseguró tras agregar que la labor de los ingenieros civiles del país es a realizar obras con responsabilidad social y cumpliendo con todas las normas de calidad que establece la ley. Toda obra incluye estudios científicos y técnicos.

 

En su discurso expresó de manera textual que “por cierto, el pasado sábado (29 de junio) en una gira por el estado de Oaxaca, el Presidente López Obrador dijo y cito textualmente lo publicado por el periódico El Financiero de ayer domingo (30 de junio):

 

"¿Qué decían los ingenieros, con todo respeto, los funcionarios? '¿Cómo van a hacer los caminos los pueblos si no tienen capacidad técnica?’. Como si fuese una gran ciencia hacer un camino. Además, ¿quiénes hacen los caminos?, ¿quiénes hacen las grandes obras en México, en Estados Unidos? Los trabajadores de la construcción de los pueblos indígenas de México".

 

Por ello, agregó, instruyó a Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes a hacer la entrega de los recursos de manera directa a los pueblos de Oaxaca para cumplir con su compromiso de pavimentar los caminos que unen a 300 cabeceras municipales de la entidad.

 

Toda obra requiere una serie de estudios, científicos y técnicos, pero alguien tendría que informarle al Sr. Presidente que la orografía de Oaxaca presenta mayores dificultades, pues en el estado confluyen tres sierras: La Sierra Madre Oriental o Sierra de Oaxaca, La Sierra Madre del Sur y la Sierra Atravesada o Niltepec, conformando un nudo montañoso compuesto por diferente tipo de roca.

 

Por tanto señaló el Presidente de CICEJ que “ ahí hacer caminos si es una gran ciencia” y eso nos lleva a concluir que, la obra pública en nuestros días, implica ejercer nuestra profesión con un alto grado de rigor de eficacia y eficiencia, ejemplos tenemos muchos, pero aquí en la zona metropolitana al transitar por las calles y encontrarnos con la Línea 3 del Tren Ligero que debió entrar en operación hace años, nos recuerda que las grandes obras, que incluyen tantos detalles, no pueden tomarse a la ligera”.

 

En el evento también se contó con la presencia del alcalde de Guadalajara, Ismael Del Toro, quien aprovechó para agradecer al CICEJ y también a la delegación Jalisco de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, que desde el primer momento en que se registraron en la zona metropolitana los daños en la granizada del pasado sábado 29 de junio, estuvieron dispuestos a apoyar a la ciudadanía.

 

También dentro del marco de la celebración, el CICEJ estuvo presente el Ing. Jorge Morales director de Obras Públicas de Tlajomulco y designado por el CICEJ como Ingeniero del Año.