Guadalajara, Jal. Mx., // //
Sucesiones: ¿Qué pasa con nuestro patrimonio después de que morimos?
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Sucesiones: ¿Qué pasa con nuestro patrimonio después de que morimos?

Atendiendo a lo dispuesto por la legislación del Estado de Jalisco y, en respuesta a esta pregunta tan común, diremos que la herencia es la sucesión mortis causa de los bienes, derechos y obligaciones, transmisible por voluntad del testador o por disposición de la ley. Existen dos tipos de sucesiones: testamentaria e intestamentaria. Ambas se denuncian y radican ante el Juez de lo Familiar, aun cuando existe la posibilidad de radicar la sucesión testamentaria en sede notarial.

 

Así, el Estado otorga al ciudadano absoluta libertad para que disponga de su patrimonio y manifieste su voluntad mediante el testamento, entendido éste como acto jurídico unilateral, personalísimo, libre y solemne formalizado ante fedatario público, en el que habrá de designar forzosamente heredero(s) y albacea, y opcionalmente legatario(s).

 

En los últimos años se han impulsado campañas invitando a la población a acudir ante el Notario Público a efecto de otorgar un testamento que prevenga futuras controversias. Esta iniciativa ha logrado reducir el costo del citado instrumento notarial, instaurándose así a nivel nacional el programa Septiembre, Mes del Testamento.

 

El juicio testamentario se denuncia acompañando el acta de defunción y testamento del autor de la sucesión. Una vez radicada, el juzgador ordena las gestiones tendientes a comprobar que el documento exhibido corresponde a la última voluntad del testador, hecho esto, declara la validez del instrumento y faculta al albacea para elaborar el inventario y avalúo, así como el proyecto de partición y adjudicación. Una vez aprobados, se ponen los autos a la vista del juzgador para el dictado de la sentencia.

 

A falta de testamento es obligatorio denunciar la sucesión legítima o intestamentaria; en ésta, la ley suple, asume y supone la voluntad del testador, nace así el derecho a heredar de los descendientes, cónyuge, ascendientes y parientes colaterales dentro del cuarto grado, de la concubina y concubinario; y a falta de éstos, la Beneficencia Pública.

 

Para iniciar el juicio intestamentario deben acompañarse al acta de defunción las partidas de nacimiento que acrediten el entroncamiento de los denunciantes con el autor de la sucesión, una vez que se radica, el Juez ordena la publicación de edictos para llamar a los interesados así como la investigación para cerciorarse de la inexistencia de disposición testamentaria; posteriormente, habrá de declarar herederos y, éstos a su vez, nombrarán a un albacea facultado y obligado a elaborar el inventario y avalúo, así como el proyecto de partición y adjudicación. Una vez aprobados, al igual que en la sucesión testamentaria, se pondrán los autos a la vista del Juez de lo Familiar para el dictado de la sentencia.

 

Como se precisó al inicio, la sucesión testamentaria puede radicarse en sede notarial y, así, la sucesión legítima o intestamentaria puede concluirse ante fedatario público cuando de lo actuado en el juicio se desprenda la declaratoria de herederos y la designación de albacea, quien puede optar por terminar su encargo ante éste. En ambas sucesiones, el notario interviene en la protocolización en escritura pública de la resolución que ordene la adjudicación de bienes.

 

Expuestas las generalidades de las sucesiones, ¿cuáles son los retos para los operadores jurídicos? La concepción tradicional situaba al derecho familiar como una ramificación del derecho privado; no obstante, la intervención de la Procuraduría Social, de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, lo dispuesto por el Artículo 4º constitucional que establece la protección del interés superior de la niñez y su derecho a participar en los procedimientos que los impliquen, así como la obligación de toda autoridad de actuar conforme a los principios de universalidad, progresividad, indivisibilidad e interdependencia contenidos en el Artículo 1º de la Constitución, superan el antiguo paradigma y fijan nuevos derroteros.

 

Considerando la proximidad del mes de Septiembre, analizaremos que puntos debeos considerar para la realización del testamento.

 

NOTA: La Maestra Letícia Margarita Domínguez López es Notario 1 en San Pedro Tlaquepaque.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha