Guadalajara, Jal. Mx., // //
No omita la declaración anual porque es delito, advierte CCPGJ
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTO Cortesía FOTO Cortesía

Todo contribuyente debe hacerse responsable de que su declaración anual de impuestos se haga en tiempo y forma, para así evitar problemas con la autoridad fiscal, ya que, si pasan 12 meses y no está presentada, se puede sancionar con una sanción monetaria y en algunos casos pena corporal, advirtió el Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Jalisco, que preside Jaime Enrique Morelos Sánchez.

 

Si el Servicio de Administración Tributaria (SAT), no decide otra cosa, las fechas para las declaraciones correspondientes al ejercicio 2019 las deberán hacer antes del 31 de marzo las personas morales, que es la fecha límite y personas físicas tienen hasta el 30 de abril.


Durante la realización del taller para periodistas especializados que organizó el CCPGJ, el tema “Declaraciones anuales, bondades y castigos”, estuvo a cargo del presidente de la Comisión Fiscal del Colegio, Ernesto de la Torre Peredo.

 

Al respecto, Jaime Morelos, presidente del Colegio, enfatizó que hay que tener mucho cuidado con las declaraciones y por ello lo más conveniente es que las haga un contador, para no caer en errores. “La labor del contador es indispensable para estas tareas”, precisó.


Comentó que más que nada en este momento, que se tiene la emergencia del COVID-19, el SAT cerró sus salas para ofrecer asesoría atendiendo solo por cita. Existe, agregó, un simulador que se puede utilizar en la página del SAT, donde ya aparecen los ingresos del contribuyente en forma automática.

 

Ernesto De la Torre comentó que es indispensable que se revise cada una de las partidas, porque hay contribuyentes que ha tenido ingresos que desconocen haberlos percibido y en ocasiones se trata de robo de identidad, lo cual de inmediato se tiene que denunciar a las autoridades para evitar más acciones fraudulentas.

 

No hay que eliminar esos ingresos, hasta que se tenga presentada la denuncia antes mencionada y lo recomendable es que el contribuyente se asesore por un abogado fiscalista”, dijo.

 

Ambos recomendaron también revisar muy bien los ingresos para evitar la discrepancia fiscal, que es cuando no se justifican ciertos gastos, adquisiciones, depósitos, inversiones, contra los ingresos, porque se puede caer en defraudación fiscal.