Guadalajara, Jal. Mx., // //
Llegan las lluvias y Guadalajara con más de 300 puntos con peligro de inundación
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

El agua es vida, pero en una ciudad como la zona metropolitana de Guadalajara es necesario ofrecer soluciones integrales antes de que las lluvias entren de lleno, porque existen por lo menos 300 puntos susceptibles de inundarse, advirtió el presidente de la delegación Jalisco de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

 

En rueda de prensa no sólo denunció la situación de alerta, sino que propuso acciones a seguir como el cambio de infraestructura de alcantarillado donde se vierten las aguas pluviales, el cual como se encuentra rebasada. “Nosotros proponemos la construcción de un drenaje profundo, el cual necesitaría de una inversión que ronda los 30 0 mil millones de pesos”.

 

Se deben separar los canales de agua sanitaria y la de agua pluvial, buscando que el agua pluvial se direccione a puntos de almacenamiento como pueden ser los pozos, acuíferos y plantas de tratamiento.

 

Así mismo diseñar políticas que busquen que las industrias capten y aprovechen el agua de lluvia en el desarrollo de sus actividades y como sociedad se debe de tomar conciencia, de que tirar basura en las calles tiene complicaciones futuras y una de esas es sin lugar a duda el tema de inundaciones.

 

Luis Méndez Jaled, explicó que se requiere trabajar en un proyecto integral que abarque el abastecimiento de agua potable, residual y pluvial.

 

En cuanto al agua potable señaló que “es necesario que los trabajos de construcción de la presa El Purgatorio se agilicen y se logre el aprovechamiento del 100% de las aguas del Río Verde. Con este sistema se prevé abastecer 5.6 metros cúbicos por segundo, con lo cual se estaría cubriendo el déficit actual y lograríamos un superávit durante un periodo de 15 años, de los cuales se reducirían las extracciones de los acuíferos o del propio lago de Chapala, según sean los comportamientos del ciclo de lluvia”.

 

En el tema del manejo integral de aguas residuales, dijo que “se han implementado acciones como la construcción de plantas de tratamiento de estas aguas para que puedan ser destinadas a uso industrial, ejemplo de ello es el parque industrial de El Salto, sin embargo, debe suspender las extracciones que actualmente se hacen de pozos profundos del acuífero Toluquilla. Para, en su lugar reutilizar el agua tratada en la plata de tratamiento de aguas residuales de El Ahogado”.

 

“Las inversiones para tratar las aguas residuales y reutilizarlas en temas industriales o de riego han incrementado, durante 2017 y 2018, los gobiernos municipales y estatal realizaron una inversión total de $125 millones de pesos, para la rehabilitación de algunas plantas de tratamiento, así como mantenimientos a las mismas”.

 

“Por su parte, este año el gobierno estatal por medio de la CEA, contempla una inversión de $821 millones en el mantenimiento y reconstrucción de algunas plantas de tratamiento, así como la construcción de otras”.

 

“Creemos que estas acciones apoyan el buen desarrollo de nuestro estado de manera sustentable y responsable, ya que estamos trabajando a favor del medio ambiente. Es importante mencionar que varias de estas plantas de tratamiento han sido instaladas en parques de esparcimiento, donde el agua tratada es utilizada en la conservación del área verde”.

 

Para finalizar, el Presidente CMIC habló sobre el agua pluvial, señalando que el área metropolitana de Guadalajara tiene un promedio histórico de precipitaciones de 973 milímetros, y aclaró que la ciudad no está preparada para poder manejar estas cantidades de agua en un periodo tan corto de lluvia, donde podemos tener días de tormentas importantes y otros donde se mantiene con una lluvia moderada, pero por un lapso de tiempo largo. La infraestructura para agua pluviales con la que se cuenta actualmente queda rebasada durante el temporal de lluvias.

 

“Con datos del SIAPA obtuvimos que en el AMG se establecen alrededor de 300 puntos de inundación de los cuales el 46% son de alto riesgo (A) ya que superan 1 metro de altura, el 37% son de riesgo intermedio (B) con alturas de entre 50 cm y 1 metro y solo el 17% son de una densidad baja entre 0 y 50 cm de altura”.

 

“Sabemos que las acciones de desazolve de bocas de tormenta y canales que realiza el SIAPA en cooperación con los municipios del AMG, son trabajos que ayudan a la mitigación de varios puntos de inundación, sin embargo, siguen siendo insuficientes para mitigar los 300 puntos de inundaciones”, finalizó.