Guadalajara, Jal. Mx., // //
El alto nivel de arsénico en Peñafiel no es alarma sanitaria: CCIJ
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

El coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) y ex presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), Rubén Masayi González Uyeda, dijo que es lamentable que los productos de la embotelladora Peñafiel contengan niveles de arsénico más altos de lo permitido, pero aún así no representa una alarma sanitaria.

 

Nadie se va a morir por tomar Peñafiel”, dijo en entrevista luego de encabezar la sesión semanal del CCIJ, en donde lo acompañó -a propósito del tema- la directora del Laboratorio de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco, Clara Suárez Rincón, experta en este tipo de asuntos.

 

Señalaron que efectivamente el estudio de Consumer Report del pasado 18 de abril luego de analizar un lote de más de 200 productos Peñafiel, determinó que su nivel de arsénico llegó a casi 18 partes por billón, cuando la norma oficial mexicana en este tema, indica que no deben superar las 10 partes por billón. Incluso organismos internacionales piden que se baje a tres partes por billón.

 

Pero aun con estar con casi el doble de lo permitido, una persona no muere por consumir esta agua mineral, a menos que lo hiciera en cantidades industriales y por mucho tiempo, aunque a la larga sí le puede causar algún problema de salud con daños a diferentes órganos, como otros cientos de productos que contienen algún tipo de mineral natural. 


Masayi dijo que no se debe satanizar el tema. Explicó no se trató de arsénico añadido, sino de que el agua que emana de la tierra lo contiene y en este caso el problema tiene mucho que ver con la falta de plantas de tratamiento adecuadas.

 

Si todos, gobiernos y empresarios cumplieran con las plantas de tratamiento necesarias para los desechos de las industrias a los afluentes, no existirían casos como los del agua mineral de Peñafiel, dijo el Coordinador del CCIJ.

 

Varias empresas de alimentos tienen sus plantas de tratamiento, pero como no es un tema que se esté atacando bajo una supervisión constante, hemos dejado administraciones y administraciones de ver nada más a las empresas grandes, las empresa grandes, tal vez por la carga que pueden generar de descargas de agua, pero estamos hablando de que eso es el dos por ciento, el noventa y tantos por ciento se trata de empresas pequeñas.”

 

El tema lo conocieron a través de los medios de comunicación y en la información transmitida no se especificó de qué planta eran las pruebas que se realizaron al agua. No se sabe si tuvieron que ver con la que Peñafiel tiene en Jalisco.