Guadalajara, Jal. Mx., // //
La inacción del Gobierno Federal en Matamoros, traerá desempleo y huida de empresas: Luis Aguirre Lang
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

La inacción del Gobierno Federal en el grave conflicto laboral que se vive en 45 empresas manufactureras de exportación ubicadas en Matamoros, Tamaulipas, provocará desempleo y la huida de por lo menos 15 de estas empresas al no encontrar solución en una ciudad en la que su población depende de la derrama económica y servicios vinculados a la manufactura de exportación, dijo el presidente del Consejo Nacional de la Industria Manufacturera de Exportación (index), Luis Aguirre Lang.

 

El alto costo por penalizaciones al no cumplir los contratos de producción, afectará la IED en 21 regiones manufactureras, pese a que se ha buscado conciliar y negociar, a la fecha no hay solución, pero tampoco el sector ha encontrado el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le han solicitado audiencia.

 

La Secretaría del Trabajo Federal debe reconocer que la huelga es ilegal, dijo. “Lo que más nos preocupa en el Consejo, es el estado de indefensión, la falta de Estado de Derecho y la no intervención del Gobierno Federal, para restablecer el orden social. Están estrangulando la vida productiva de 45 plantas del sector automotriz, electrónico y de autopartes”, dijo durante una conferencia de prensa telefónica con medios de comunicación de todo el país.

 

Una buena parte de esas 45 empresas (13 de ellas), deberían estar laborando, ya que su emplazamiento a huelga no procedió, pero están bloqueadas por la líder y activista Susana Prieto y por el Sindicato Minero, denunció Aguirre Lang. Aseguró que hay actores perniciosos en este conflicto. El perjuicio directo es para 40 mil 355 trabajadores de las 45 empresas del sector manufacturero de exportación.

 

Incluso señaló que el problema se puede dispersar hacia otras entidades donde también tiene presencia importante el sector, aparte de que se manda una muy mala imagen en términos de IED. Dijo que este conflicto se derivó de una diferencia en la interpretación en el porcentaje de incremento al salario mínimo.

 

De acuerdo a cifras del INEGI la industria de exportación paga un 30.45% más que el resto de la industria nacional y 56.01% más por concepto de prestaciones. Desde antes de la publicación decreto del aumento al Salario Mínimo establecido para la zona fronteriza el conflicto que comenzó por una interpretación errónea de la publicación de este Decreto, comienza a generar pérdidas por incumplimiento de contratos internacionales de alrededor de 50 millones de dólares por día y daños a un sector que produce, invierte, paga impuestos y genera empleos formales y bien remunerados en el país.

 

A pesar de que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje declaró incompetencia para 13 empresas del sector automotriz y las turnó a la Junta Federal, y declaró la huelga inexistente en otras 16 de las empresas, continúa la colocación de candados y manifestaciones a las afueras de las Plantas provocando el impedimento del restablecimiento de las actividades laborales, incitados por grupos de personas ajenas a los sindicatos de las propias empresas con intereses no claros.