Guadalajara, Jal. Mx., // //
“Revivió” en Jalisco la venta de “Pan de Muerto”
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
“Revivió” en Jalisco la venta de “Pan de Muerto”

Aunque es un festejo de mucha tradición, en este 2018 “revivió” en Jalisco la venta de “Pan de Muerto”y no es que su comercialización se haya venido abajo, sino que por varios factores registró un incremento del cinco por ciento en comparación al 2017, cuando regularmente era muy similar o el aumento era más pequeño.

 

Hugo Salcedo, coordinador de la Sección Especializada de Panificadoras de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), dijo en entrevista con Axópolis.com, que lo que se tiene de información es que en el estado se venderán en esta temporada por lo menos un millón cien mil “panes de muerto”, de los tres tamaños: chico o el normal del pan tradicional, mediano y el grande. Sus precios varían entre cinco y 80 pesos en promedio.

 

Este año, agregó, fue atípico, ya que en los pasados se comenzaba a procesar el pan una o dos semanas antes del Dos de Noviembre, Día de Muertos y en esta ocasión en muchas panaderías se empezó a fabricar un mes antes. “Así pasó en La Fortuna, que es la nuestra”.

 

Comentó que esta euforia por el Día de Muertos, donde entra desde luego el pan, tal vez se debió a varios factores, pero entre ellos existe la posibilidad de que la película “Coro”, haya influido.

 

Explicó que en la Sección hay cerca de 100 panaderías registradas, de esas el 70 por ciento producen pan de muerto, pero en Jalisco hay cerca de 800 que en estas fechas lo hacen y comercializan.

 

En “pan de muerto” se produce de manera artesanal en un 85 por ciento. Su origen, según cuenta la historia, proviene de Europa. Desde el Imperio

 

El pan de muerto viene de de los europeos desde el Imperio Romano, “pasa a la Italia medieval y de allí como en el siglo XII, Napoleón celebraba a  los muertos comiendo pan en sus fiestas”, dijo el entrevistado.

 

Agregó que en México “fue cuando llegan los españoles que lleva la tradición. La bolita del pan en el centro simboliza el cráneo del difunto y también tiene otras figuritas que apuntan a los cuatro puntos cardinales. Entonces, sería la parte central el cráneo y las 4 canillas que nos hablarían de los huesos del difunto y que están en forma de cruz”.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha