Guadalajara, Jal. Mx., // //
La permisiva entrada de contrabando documentado, gran causa de caída de Hilasal
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

El presidente de la Cámara de la Industria Textil de Occidente, Luis Morales de la Garza, dijo que desde hace años que no funcionan los programas para cuidar las fronteras de mercancía que daña a México. Esa es una de las causas del cierre de la empresa Hilasal Mexicana, que llegó a ser la más importante en el continente en producción de toallas de baño.

 

En entrevista luego de asistir a la sesión semanal del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Morales de la Garza, dijo que no tiene algún comunicado oficial del cierre de esta empresa que comanda Jorge García Fernández.

 

Cabe señalar que como se trata de una empresa pública, que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, dio a conocer en días pasados en un documento enviado precisamente a la BMV, señalando que se encontraba en imposibilidad de mantener sus operaciones normales de producción, distribución y venta.

 

De acuerdo a ese documento, la firma destacó que esto es por las dificultades que ha enfrentado para repuntar sus ingresos por el largo proceso de aprobación de la sentencia definitiva del Concurso Mercantil y la ausencia de fuentes de financiamiento para atender sus necesidades de capital de trabajo.

 

Hilasal Mexicana es una empresa con base en El Salto, Jalisco, y era -hasta hace unos años- el principal fabricante en México de toallas y batas hechas 100 por ciento de algodón para su uso en el hogar y la playa.

 

Esta compañía inició su concurso mercantil el 29 de septiembre de 2014 y terminó el 13 de julio, porque logró un acuerdo de reestructura con 51 por ciento de los acreedores de su deuda, la cual era al cierre del tercer trimestre de 2017 de 435 millones de pesos.

 

A diciembre del 2017 trabajaban todavía allí cerca de 500 empleados, que se dice extraoficialmente que ya fueron liquidados. La empresa se encuentra prácticamente cerrada. Solo pocas personas de administración trabajan concluir el proceso, según se ha establecido en notas de prensa.

 

Sin embargo Morales de la Garza dijo que al final de cuentas tanto Hilasal Mexicana como otras empresas textiles, tanto de telas como boneteras, se han visto afectadas por el comercio informal y porque en las aduanas se permite la entrada de contrabando documentado, a precio de “dumping” que es lo que provoca grave daño a la industria.

 

Comentó que a lo largo de los últimos sexenios el Gobierno Federal ha implementado programas en las Aduanas para acabar con ese lastre, proveniente principalmente de Asia. Sin embargo, en niveles más abajo no se cumplen. Incluso comentó que hace unos años el sector privado tenía “vistas” en las Aduanas, pero debido a la graves amenazas que sufrieron, los retiraron.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha