Guadalajara, Jal. Mx., // //
Empresarios deben abandonar su zona para confort para tener éxito: IMEF
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Empresarios deben abandonar su zona para confort para tener éxito: IMEF

Los empresarios, específicamente los mexicanos, deben abandonar su zona de confort, siempre y cuando quieran crecer y tener éxito. Tienem que buscar tecnología y financiamiento accesible, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Capítulo Guadalajara.

 

Durante un panel que organizaron, se dijo que como ya es sabido en la Ciudad de México y los estados de Jalisco, Nuevo León y México, se concentra la mayor proporción de operaciones del mercado bursátil, aunque en otros doce, es en donde se ha detectado una gran necesidad de financiamiento, los empresarios aún se resisten a institucionalizar sus negocios para poder acceder al mercado de valores y aprovechar los diversos instrumentos financieros que existen.

 

Como ejemplo, se citó que en el Silicon Valley de San José, California, opera un fondo de nueve mil millones de dólares destinado a pequeñas y medianas empresas, interesadas en adquirir tecnologías y créditos para ampliar y diversificar la producción industrial, a fin de convertirse en proveedores potenciales de las compañías de Estados Unidos. “Se trata de una opción viable para obtener recursos, pero se necesita salir para explorar oportunidades”, dijeron los panelistas.

 

El panel del Grupo Guadalajara del IMEF fue coordinado por el consultor Luis Roberto Arechederra Pacheco, y participaron como panelistas el Director de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, y los empresarios Miguel Casillas y Sebastián Miralles. Afirmaron que el Silicon Valley “no es sólo una zona, sino una cultura de acelerado desarrollo tecnológico e innovación”, cuyo ambiente de negocios puede orientar a empresarios mexicanos para modernizar sus negocios.

 

La sesión resaltó que más que los riesgos que se corren al cotizar en la BMV, lo que realmente preocupa a los empresarios es la institucionalización del negocio, la incorporación de las prácticas de gobierno corporativo y otros controles administrativos para hacerlo público, pues suponen que así perderían el control de la empresa, “lo que no suele pasar”. Sin embargo, el 30% de las empresas mexicanas no pasa de la segunda generación y el 5% de la tercera, aunque aún subsiste “el miedo a no lograr la permanencia en el tiempo”.

 

Además, el promedio de productividad de las pequeñas y medianas empresas es inferior al 30%, lo que también dificulta su incorporación al mercado de valores, a fin de obtener recursos financieros y tecnológicos para impulsar su crecimiento y modernización. Se informó que el 90% del movimiento de la BMV corresponde a los instrumentos de deuda y la mayor proporción corresponde a las pymes y no a las grandes empresas.

 

El panel destacó también que la falta de una cultura financiera provoca que los empresarios consideran a la BMV como “la última opción” para obtener recursos, pues recurren primero a la familia, a los proveedores y a los bancos.