Guadalajara, Jal. Mx., // //
Aumentan la venta de agua embotellada más del 50 por ciento por el calor: CIAJ
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

El presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), Ignacio Pérez Morett, dijo que en este temporada de calor, la producción y comercialización de venta de agua embotellada y de garrafón se incrementa más de 50 por ciento. Es la mejor época del año para este sector.

 

En entrevista luego de asistir a la sesión del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), comentó que como es un asunto cíclico, las embotelladoras se preparan para cubrir la demanda.

 

Las empresas de Jalisco producen el 10% de agua purificada a nivel nacional y el 24% de bebidas en general. A nivel estado de Jalisco existen 1,161 purificadoras de agua. En Guadalajara existen 114, Zapopan 385 y Tonalá 128. En la CIAJ, se encuentran afiliadas 90 empresas de este sector.

 

El valor de producción del agua embotellada en México, durante el año 2015 fue de nueve mil 450 millones de pesos. Para este 2016, se prevé que dicho valor incremente alrededor de un 5 por ciento llegando hasta los nueve 925 MDP.

 

El total de empleos directos que genera esta industria en el país, de acuerdo con datos del INEGI, es de 48,200 trabajadores.

 

La industria purificadora de agua presente desde los últimos 15 años a la fecha una tendencia positiva de crecimiento, tanto por el volumen de producción como de nacimiento de nuevas empresas.

 

Esta tendencia se debe a la proliferación de empresarios independientes que han encontrado en el agua embotellada un ingreso, pues se estima que en el país existen alrededor de 6 mil micro empresas dedicadas a purificar y distribuir agua, 150 grandes, de las cuales 10 son consorcios como Bonafont, Electropura, Ciel y Nestlé y 300 son medianas.

 

Ya sea en botellitas individuales o en garrafones que compran miles de familias, los mexicanos son los mayores consumidores de agua envasada en el mundo.

 

La razón principal, señalan analistas, es la desconfianza de beber el líquido directamente del sistema público, originada por la ineficiencia que hay en los sistemas de aguas del país.

 

En algunos casos, el no consumir agua directamente de la llave obedece a una efectiva mala calidad o no potabilidad. Esto lleva a que los hogares adquieran agua embotellada o refrescos como sustitutos.

 

México es el país número 1 del mundo en consumo per cápita registrando un consumo per cápita de 186.7 litros, de acuerdo con Euromonitor International. Le siguen Italia, con 175.1 litros; Nigeria, con 163.1; Turquía, con 147.7; y España, con 143.2.

 

Asimismo, México destaca en cuanto al consumo total por país, con 21 mil 936.3 millones de litros anuales, sólo detrás de Estados Unidos (36 mil 101 millones), China (34 mil 546.6 millones) y Nigeria (27 mil 880.8 millones).

 

Este consumo se distribuye de la siguiente manera: 86 por ciento por garrafón y 14 por ciento en presentaciones personales.

 

El consumo de agua en la República Mexicana se ha incrementado en los últimos 15 años hasta en un 30%. Las Pymes han acogido los comercios de purificadoras de agua; hoy en día, existe un boom donde el cliente demanda calidad y precio. Aunque la competencia es fuerte, aún existe la posibilidad de ingresar en muchas zonas de las ciudades de México y ser exitoso en este negocio cada vez más rentable. Una interesante oportunidad de negocio se encuentra en ciudades del interior del país ó pequeñas ciudades del interior del estado. 

En porcentaje de consumidores se distribuye de la siguiente manera: el segmento residencial representa 96%, mientras que el empresarial 4%.

 

México cuenta con una amplia oferta y diversidad de negocios que han originado que en el consumidor no exista una preferencia muy definida por una marca en particular. Mientras que el agua mineral y gasificada se consume de forma más restringida y en un mercado más definido.

 

Según un análisis, el nicho de mercado para el agua premium (de origen natural, con o sin gas, embotellada con altos estándares de sanidad y calidad) es “pequeño, altamente redituable y orientado a hoteles, restaurantes, SPAs y tiendas de vinos y licores.

 

Si bien el agua sin gas se bebe cotidianamente, el consumo de agua gasificada como bebida hidratante y refrescante ha disminuido en los últimos años; en contraste, su auge como mezclador de bebidas alcohólicas se mantiene e incluso registra un incremento.

 

La época de calor es por ende la mejor para la industria de bebidas, esto es refrescos, jugos, líquidos en polvo y por supuesto agua, el de mayor dinámica de crecimiento en los últimos años, impulsado por la tendencia en pro de mejores hábitos alimenticios.

 

Actualmente ya no se confía en el agua de la llave, recurrimos al agua embotellada, que es el negocio de más rápida extensión en México y que seguirá creciendo enormemente.


Es una industria muy grande que, al final del día, ha crecido muy desordenadamente. Hoy en día, gente con equipos semi-industriales purifica agua aunque no siempre tienen la capacidad para desinfectar el agua ni los garrafones.

 

El rubro del agua embotellada ofrece muchas alternativas para obtener beneficios económicos: una planta purificadora de agua y envasado, distribución, la combinación de las tres, renta o venta de máquinas purificadoras a establecimientos ya establecidos o la adquisición de una purificadora por medio de una franquicia. 

Se dice que las purificadoras son un sector fácil de operar, siempre y cuando se cuente con las normas de sanidad necesarias, porque se trata de un producto de consumo humano.