Inicio | Otros Temas | ¿De qué está hecho el tequila?

¿De qué está hecho el tequila?

Compartir en: Compartir en Facebook Twitter
image

 

Como todas las buenas cosas, el origen del tequila es muy especial, ya que proviene de una planta noble que en tiempos ancestrales era altamente apreciada por todos sus usos y virtudes.

 La materia prima para elaborar tequila es el agave tequilana Weber variedad azul. De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 006, se define como una “planta de la familia de las Agaváceas, de hojas largas y fibrosas, de forma lanceolada, de color azulado, cuya parte aprovechable para la elaboración de Tequila es la piña o cabeza”.

 Cabe destacar que para este fin sólo se podrá utilizar agave cultivado dentro de los límites del territorio protegido por la Denominación de Origen Tequila (DOT). Asimismo éste deberá estar debidamente registrado ante el Consejo Regulador del Tequila, A.C. (CRT).

 En el padrón del CRT se tiene un registro de aproximadamente 17 mil 500 productores de agave agrupados en 15 uniones de agricultores. Actualmente 161 municipios (80 mil hectáreas) de los 181 que integran la DOT tienen agave plantado cuyo destino será la industria tequilera y generan alrededor de un millón de jornales al año.

 Antes de que pueda ser jimado y transformado en tequila deben pasar entre 7 u 8 años. Es en este tiempo cuando la planta alcanza plena madurez y produce la cantidad de azúcares suficientes para posteriormente convertirse en alcohol. Hoy en día el agave comienza a mostrar signos de maduración a edades más tempranas, sin embargo, cada fábrica elige las plantas que más le convengan para su proceso.

 Se trata también de la primera planta registrada y protegida por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) para uso común de los integrantes de la DOT. Y no sólo eso, es de las únicas especies vegetales en México que representa el paisaje cultural más importante de la región. Es por ello que el Paisaje Agavero y las Antiguas Instalaciones Industriales del Tequila fueron reconocidos por las UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad el 12 de julio de 2006.

 Además del tequila, esta materia prima se puede utilizar para hacer otros productos como jarabe e inulina, por lo que su mercado comienza a expandirse al igual que su valor. Si el tequila es uno de los iconos más importantes de la mexicanidad, el agave es aquello que le da identidad y por sí mismo lo ubicamos como un símbolo.