Guadalajara, Jal. Mx., // //
Ayudan a familia salvadoreña en la regularización de su situación migratoria
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Ayudan a familia salvadoreña en la regularización de su situación migratoria

Cuando Eduardo y Nicole dejaron El Salvador tenían 15 y nueve años, respectivamente. Su mamá, Gloria Sibrián, decidió que para tener una mejor vida migrarían, y México fue el destino al que llegaron con visa de turista. Eso pasó hace casi seis años y fue hasta 2018 cuando pudieron regularizar su estatus migratorio en el país, gracias a la intervención de la Clínica Jurídica Ignacio Ellacuría del ITESO.

 

En El Salvador, cuenta Gloria, ella se levantaba a trabajar a las 4:30 horas y regresaba por la noche a su casa.

 

Allá hay trabajo, pero se gana muy poco. Ganaba 20 dólares a la semana y con ellos estudiando pues no me alcanzaba”, comenta Sibrián, y agrega que también se preocupaba porque su hijo estaba en la edad en la que corría el riesgo de ser reclutado por las pandillas o el crimen organizado.

 

Yo tenía miedo de que nos deportaran, miedo por ellos”, agrega la madre.

 

Los tres acudieron el pasado 7 de junio a las instalaciones de la delegación Jalisco del Instituto Nacional de Migración (INM) a que Nicole recibiera su residencia temporal, documento que faltaba para que los tres integrantes de la familia Sibrián residieran de manera legal en México.

 

Con ello, Nicole, quien está a punto de terminar secundaria, podrá continuar con sus estudios. En contraste, Eduardo no pudo seguir estudiando debido a su situación legal, pero ya puede retomar la escuela.

 

El riesgo que ella (Nicole) corría era que probablemente no pudiera ingresar a la preparatoria porque para hacerlo, a pesar de que la ley dice que todos y en cualquier condición tienen derecho a la educación, tendría que realizar un trámite en el que ella tiene que pagar derechos para poder estudiar”, explica Herman García Salcido, profesor de la Licenciatura en Derecho y asesor jurídico de la clínica.

 

El también egresado del ITESO apunta que en Estados Unidos un menor puede estudiar sin importar su estatus migratorio. “Es muy interesante ver hacia dónde tenemos que avanzar en cuanto a derechos laborales, educativos y de salud”, añade.

 

La realidad que se vive en Centroamérica no es ajena a lo que pasa en México. La diferencia es que antes los centroamericanos y los mexicanos migraban a Estados Unidos y ahora muchas personas de Centroamérica se dirigen hacia México por las mismas razones: violencia estructural, conflictos armados, inseguridad, falta de oportunidades, violencia doméstica”, explica García.

 

El profesor relata que en 2017, Gloria y Eduardo regularizaron su situación a través del Programa Temporal de Regularización Migratoria, al que pueden recurrir las personas que entraron al país antes del 9 de enero de 2015. Posteriormente se solicitó la reunificación familiar de Nicole por ser menor de edad.

 

Durante el proceso de regularización, que incluyó la realización de trámites, pago de multas por permanecer en México de manera ilegal, entrega de documentos y comparecencias ante el INM, la familia estuvo acompañada por asesores de la Clínica Ignacio Ellacuría y alumnos de las licenciaturas en Derecho y en Relaciones Internacionales.

 

La clínica comenzó a atender casos de migrantes y refugiados desde 2015, recuerda Herman García Salcido.

 

Será en Semana Santa de 2019 cuando Gloria Sibrián y sus hijos puedan ir a El Salvador a visitar a la familia que dejaron allá y que no ven desde que migraron.

 

Doy gracias a Dios que tenemos ya todo, vamos a poder ir y regresar”, afirma Gloria.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha