Guadalajara, Jal. Mx., // //
Jalisco ofrece espacios para prevenir y enfrentar adicciones en escuelas
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Jalisco ofrece espacios para prevenir y enfrentar adicciones en escuelas

Para informar a los alumnos, padres de familia y maestros sobre las herramientas que ayudan a prevenir y/o enfrentar el fenómeno adictivo, el gobierno de Jalisco cuenta con los Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPAS), operados por la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) a través del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECAJ).

 

Cada ciclo escolar se realiza un “diagnóstico comunitario” y se identifica a las escuelas de alta vulnerabilidad, explicó el coordinador de la Red Estatal de los CAPAS, Fernando Díaz González, tras detallar que, en las primarias y secundarias seleccionadas para ser intervenidas, se contacta y trabaja en conjunto con los directivos y maestros.

 

Nuestro equipo de psicólogos realiza el tamizaje en los alumnos para detectar cuál es el mayor problema; si el abordaje en el alumno necesita atención personalizada, se habla con el padre o madre de familia para ofrecerle el servicio que otorga el CAPA”, apuntó.

 

La Red Estatal en Jalisco está compuesta por veinte CAPAS y en cada uno se informa y forma a los padres de familia que acuden por atención para sus hijos. “El niño, niña o joven entra a un proceso terapéutico de orientación y tratamiento”, el cual es gratuito y tiene, en promedio, una duración de un año”, comentó Díaz González.

 

Los CAPAS otorgan servicio de prevención, atención ambulatoria, tanto a padres como usuarios (incluyendo adultos con problemas adictivos). “Tenemos programas focalizados según la sustancia que consumen”, resaltó el directivo.

 

El coordinador de la Red Estatal de CAPAS destacó que otra de las acciones que realizan es labor preventiva comunitaria: “Hacemos redes sociales en la comunidad, promovemos el deporte, cultura, todas aquellas actividades que involucren a la comunidad intervenida, que tengan acciones proactivas para desalentar el consumo o promoción de drogas en la comunidad, apoyada por presidentes de colonos o líderes natos, les hacemos conciencia de que el consumo de sustancia trae consecuencias graves para el entorno”.

 

Para Díaz González prevenir el fenómeno adictivo es más sencillo cuando se interviene a edades más tempranas, otorgando herramientas desde que la niña o niño cursa el nivel preescolar o primaria. También es fundamental cuando los padres de familia “se orientan e involucran más en el proceso de formación de los hijos, y no dejar toda la responsabilidad a la institución educativa”.

 

Los signos de alarma que los padres deben observar en un menor para sospechar del uso de sustancias adictivas son: cambio de conducta, no se deja ver (deja de ser sociable), miente, no platica con los papás, no cumple las reglas para la hora de dormir o no llega a casa, se vuelve agresivo con la familia, entre otros.

 

Se recomienda a los papás a mantener la relación de afecto, de cariño, de amor, estar al pendiente de las necesidades, de la formación de su hijo, establecer la relación en base a reglas de convivencia como el respeto, la cordialidad, la comunicación y la honestidad, porque también hay papás sobreprotectores o que todos les dan (a los hijos o hijas)”, aconsejó.

 

En las escuelas intervenidas en promedio se otorgan 15 sesiones, durante el ciclo escolar se realiza el diagnóstico, la intervención y al final se mide el impacto, siendo las temáticas la salud mental, violencia, comunicación, consumo de drogas crianza positiva (padres). Los maestros también son orientados y formados.

 

PARA SABER

 

5 de cada 100 adolescentes de secundaria que atienden los CAPAS tienen problema de adicción.

 

Las drogas legales como alcohol y tabaco son la puerta de entrada para otras sustancias adictivas como mariguana, cocaína y el cristal.

 

El CECAJ ha detectado casos de inicio de consumo de alcohol y tabaco a los 10 años, seguido de mariguana.

 

En los CAPAS acuden cada vez con más frecuencia personas con problemas por consumo de cristal, sustancia que paulatinamente está desplazando a la cocaína y mariguana.

 

LOS CAPAS EN NÚMEROS

 

· En el 2018 se atendieron en el área clínica a 11 mil 47 personas otorgando 38 mil 348 consultas.

 

· En el 2018 en el área preventiva se atendieron 258 mil 26 personas y en su mayoría fueron adolescentes de 12 a 17 años (154 mil 242).

 

· Los CAPAS se ubican en Ameca, Arandas, Autlán, Colotlán, Guadalajara, La Huerta,, Lagos de Moreno, Mascota, Ocotlán, puerto Vallarta, San Juan de los Lagos, Tamazula de Gordiano, Tepatitlán, Tlajomulco de Zúñiga, Tlaquepaque, Tonalá (2) Zapopan (2) y Zapotlán El Grande.

 

· Los horarios de atención de los CAPAS son: de 08:00 a 19:00 hrs, de lunes a viernes.