Guadalajara, Jal. Mx., // //
SSJ recomienda diez buenos hábitos alimenticios en la adolescencia
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
SSJ recomienda diez buenos hábitos alimenticios en la adolescencia

Algunas de las enfermedades graves de la edad adulta comienzan desde la adolescencia con el consumo de tabaco, infecciones de transmisión sexual (ITS), así como malos hábitos alimentarios y falta de ejercicio, motivo por el cual se deben tomar medidas de prevención en esa etapa de la vida para combatir la muerte prematura, informa la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), a través del departamento de Medicina Preventiva.

La alimentación debe ser individualizada. Los adolescentes tienen necesidades nutritivas marcadas por procesos de maduración sexual, aumento de talla y peso, masa corporal y masa ósea, por lo que requieren mayor cantidad de energía y nutrientes. Por ello, los carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales deben de estar presentes en las distintas etapas de la vida, de forma balanceada”, subrayó la nutrióloga de la dependencia, Sigrid Raquel Pimentel Martín.

 

A continuación se presenta un decálogo para promover una correcta nutrición en los adolescentes.

 

1. Alimentación variada. El organismo necesita diferentes nutrientes para estar sano, ningún alimento contiene todos los nutrientes, de modo que no conviene comer siempre lo mismo.

 

2. Consumo de frutas y verduras. Las frutas, verduras y hortalizas contienen nutrientes que ayudan mantener sanos a las personas, y son el complemento ideal durante el desayuno, comida, cena y colaciones.

 

3. La higiene es esencial para la salud. Lavar y desinfectar bien los alimentos, lavarse las manos con agua y jabón, también es importante cepillar los dientes después de cada comida.

 

4. Beber suficiente agua. Es fundamental mantenerse bien hidratado ya que más de la mitad del peso del cuerpo es agua, por lo que se debe de tomar al menos cinco vasos al día.

 

5. Realizar cambios graduales. No intentar cambiar los hábitos de alimentación y comportamiento de un día para otro, resultará mucho más fácil hacerlo poco a poco, marcando objetivos concretos cada día.

 

6. Consumir alimentos ricos en carbohidratos. La mitad de las calorías de la alimentación deben proceder de estos nutrientes, especialmente productos elaborados a base de trigo, cereales, papas, yucas y legumbres y no de dulces caramelos, chocolates etc.

 

7. Mantener un peso adecuado para tu edad, sexo, altura, constitución, actividad física y factores hereditarios.

 

8. Comer regularmente. El cuerpo necesita disponer de energía a cada instante así como los vehículos necesitan combustible para moverse. Al levantarse después de pasar toda la noche sin comer, el nivel de energía es muy bajo, de modo que conviene hacer un buen desayuno, tomar colaciones a media mañana y media tarde, la comida deberá ser completa y la cena en menor cantidad.

 

9. Realizar ejercicio. Una bicicleta que no se usa acaba oxidándose, con los músculos y huesos ocurre lo mismo, por ello es importante mantenerse activo para que funcionen bien.

 

10. No hay alimentos buenos o malos. Equilibrio y variedad son las claves para una buena salud y disfrutar de la vida.

 

Plato del Bien Comer

 

A continuación se pone a consideración de padres o tutores el siguiente menú para preescolares, escolares y nivel secundaria.

 

Preescolares: Ensalada de papa (1/2 taza de espinacas, ½ pieza chica de papa, una rebanada delgada de queso panela, una cucharadita de aceite de olivo), tres piezas de ciruelas pasas y agua simple libre.

 

Primaria: Ensalada de papa (1/2 taza de espinacas, 3/4 pieza chica de papa, una rebanada delgada de queso panela, una cucharadita de aceite de olivo), cuatro piezas de ciruelas pasas y agua simple libre.

 

Secundaria: Ensalada de papa (1/2 taza de espinacas, una pieza chica de papa, una rebanada delgada de queso panela, una cucharadita de aceite de olivo), cinco piezas de ciruelas pasas y agua simple libre.