Guadalajara, Jal. Mx., // //
Osvaldo Barragán Silva, todo un caso de éxito
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
FOTO Laura Gutiérrez FOTO Laura Gutiérrez

A Osvaldo Barragán Silva lo conocemos porque es el presidente de la Cámara Regional de la Industria de la Transformación (Careintra), sin embargo, poco saben que se trata de un joven emprendedor, que de una materia en la universidad, creó una empresa que en la actualidad se ubica en el tercer lugar en su ramo a nivel nacional.

Es un hombre joven, con liderazgo nato, quien también es vicecoordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), encargado de la Comisión de Biotecnología.

Tapatío de cepa y con un gran orgullo de ser jalisciense y mexicano. Platica en entrevista con Axópolis.com, de cómo se hizo empresario. Aparte de que su actual empresa la inició por un trabajo que le dejaron en la universidad, también la combinó con una de sus pasiones, que es el amor a las mascotas.
Barragán Silva siempre ha sentido mucho amor por las mascotas de todo tipo. Posee varias, pero en especial le gusta el acuarismo. Tiene un gran acuario de arrecife al que le dedica una buena parte de su tiempo libre.

Estudió la carrera de licenciado en Administración de Empresas en la Universidad de Guadalajara.
 
-      ¿Cómo fue que  decidió ser empresario?
 
 
Mi trayectoria empresarial se remonta a mis tiempos de universitario. Puedo presumir que acabo de cumplir 17 años como empresario.

Mi empresa actualmente cumplió 15 años como sociedad anónima.  Se llama Vanguardia Acuarística, S.A. de C.V.

Mi formación siempre ha sido ligada a los negocios. Este proyecto tiene que ver con el desarrollo de un plan piloto empresarial, ligado a una materia. Tuve la fortuna de capitalizar el proyecto, que no siempre sucede así.

Quiero pensar que tengo una preparación apegada a los negocios, esa fue la diferencia. Porque he visto grandes proyectos de la mano de ingenieros que no siempre resultan muy exitosos y la formación tiene mucho que ver. Hay ideas importantes, pero a la hora de ponerlas  en práctica terminan colapsadas.

Todo comenzó como a la mitad de la carrera y la realidad es que nunca pensé trabajar en una empresa, dirigiendo un departamento.

Mi proyecto universitario lo llevé a la realidad. Cuando egreso de la carrera yo ya tenía mi empresa.
 
-      ¿Cuál fue la materia de la cual nació su empresa?
 
La materia creo que fue mercadotecnia. Me pidieron que hiciera un plan de negocios, una empresa internacional, que importara y exportara.
 
La enfoqué en el sector del plástico, que es donde me desenvuelvo, con una particularidad, que estoy en el segmento de mascotas.
 
-      ¿Por qué se decidió por ese segmento?
 
Tengo afición a las mascotas y observé que había un terreno poco competido. Eso me posibilitaba el tener más acceso. Combiné esa afición con la preparación de la universidad.
 
-      ¿Con qué productos inicia su empresa?
 
Al principio la empresa nace tratando de comercializar artículos importándolos de otras partes del mundo. Eran casas para perros y para el área de acuarios fueron filtros. Fue el primer paso.
En la actualidad tengo una empresa que tiene su lado de transformación importante, con una gran cantidad de artículos del sector, pero también lo complemento con una importación de artículos de otras del mundo.
 
-      ¿Dónde se instaló en un principio?
 
Mi primera oficina la tuve en un edificio en el cruce de la avenida Chapultepec y La Paz, en el séptimo piso. Eramos su servidor y tres personas más.
 
-      ¿Ahora dónde se ubica y cuántos empleos genera?
 
Ahora está en la zona industrial y  tengo una oficina de representación en la ciudad de México. En total son cerca de 50 empleos.
 
 
-      ¿Qué produce en la actualidad?
-       
Actualmente tengo una línea de inyección de plástico de casas para perros, de transportadoras para mascotas, comederos y bebederos para perros, gatos, aves. También me dedico a la fabricación de acuarios a gran escala, desde un acuario que inicia en el hobbie de 10 galones, hasta un acuario público de millones de litros.
 
-      ¿Es difícil salir adelante como empresario?
 
Como todo, se pasa por etapas difíciles. El tema del financiamiento fue uno. No es sencillo tratar de incorporarse en este mercado, sobre todo porque entonces todo estaba muy centralizado en la ciudad de México. Creo que el éxito de la empresa  que me enfoqué sobre todo al interior de la república y después a la ciudad de México.
 
Mi empresa es la tercera más grande del país en el ramo, por la importancia de las marcas que representan. Debo tener entre las mías y las que represento, alrededor de diez marcas.
 
-      ¿Cuáles son algunas de sus marcas?
 
 
Vanguardia Acuarística y Pet Family.
 
-      ¿Cuál considera que es la base de su éxito?
 
 
Puedo presumir que mi proyecto universitario es un caso de éxito. Como administrador traté de llevar los pasos, el manual al dedillo de lo que aprendí en la universidad y creo que allí radica el éxito o el fracaso de algunos proyectos, porque muchos empresarios quieren improvisar, son empíricos y eso en ocasiones no les deja muy buenos resultados.
 


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha