Guadalajara, Jal. Mx., // //
Zapopan, “Paz y circo”
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

El Ayuntamiento de Zapopan decidió como regalo de fin año contratar al popular cantante Espinoza Paz, famoso entre otra cosas por su participación en el programa “La voz México”. Para tal efecto, desembolsaron nada más y nada menos que la cantidad de 2.9 millones de pesos. Hechos como este son un claro reflejo de las políticas culturales de este y otros municipios (Guadalajara no estaría exento de esta revisión). Cabe entonces preguntarse: ¿cuáles son los motivos para pagar una cantidad tan alta al popular artista y no solventar los sueldos de los maestros de música en la casa de la cultura que se han quejado de la falta de pago? Y ¿cuáles son entonces los beneficios de traer a un cantante harto conocido y popular y gastar una cantidad millonaria?

El hecho tiene varias aristas y es importante comparar y dimensionar un gasto de tal naturaleza. En primer lugar tendríamos que mencionar que el pago para el concierto de Espinoza Paz se solventa desde un partida presupuestal de Zapopan etiquetada como : “Gastos de orden social y cultural” del apartado de “Servicios oficiales”. Dicho apartado tiene asignados la no despreciable cantidad de 12 millones 300 mil pesos anuales. Resulta entonces que los “gastos de orden social y cultural” (fiestas y banquetes incluidos) representan más del doble de lo que se gasta en la Orquesta Juvenil de Zapopan (5 millones 700 mil pesos anuales) que además del gasto operativo que la orquesta citada implica con varios conciertos anuales beneficia a 60 jóvenes becarios gran parte de ellos estudiantes de música.

Ahora bien, si comparamos solamente el gasto en el concierto del popular cantante con lo que se invierte en becas en el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (1.4 millones de pesos anuales aproximadamente) nos daremos cuenta que el famoso cantautor recibirá más del doble por un concierto de dos horas que 44 proyectos artísticos y una gran cantidad de creadores.

La otra arista del hecho. tiene que ver con algo más abstracto como lo es la cultura y su relación con el desarrollo social. No niego que al espectáculo acudan tantas personas como se tiene planeado (20 mil según Ayuntamiento de Zapopan) y que todos salgan contentos al escuchar a su cantante favorito como lo hacen semanalmente cuando sintonizan “La voz México”. Sin embargo, considero que los gastos en materia de cultura, sobre todo cuando son tan onerosos, tendrían que tener no sólo un impacto cuantitativo, sino cualitativo. ¿Por qué no invertir dicha cantidad en centros culturales en zonas marginadas del municipio? Creo que ésta sería una mejor inversión; ya que está más que demostrado que la cultura y las artes en general representan un arma muy eficiente contra el desarrollo de la delincuencia.

Más allá de discutir sobre el apoyo a la “cultura popular” sobre la “alta cultura”, se tiene que pensar en el impacto general que pueda tener cualquier actividad. En tal caso, resultaría más redituable en materia cultural y como generador de empleos montar una ópera. En ésta se daría trabajo a unas 120 personas (orquesta, coro, montajistas,

actores, etc), se daría impulso a un género casí extinto en la ciudad y habría menos discusión acerca de los valores culturales de éste.

Éstas son algunas ideas, ahora que también habría que tomar en cuenta que hay otras cosas que se pueden hacer en materia de gasto social, el cual es necesario también para que haya un desarrollo cultural óptimo. ¿Por qué dar “Paz y circo” cuando se pueden generar mejores condiciones para que haya un desarrollo igualitario y humanista?


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha