Guadalajara, Jal. Mx., // //
El Desarrollo Organizacional en la NOM035
0 Comments By
Mtra. Mariana Soto Rocha Instituto Mexicano de Consultores en Desarrollo Organizacional, A.C.
Font size: Decrease font Enlarge font
El Desarrollo Organizacional en la NOM035

NOM035 se cumple con Programas de Desarrollo Organizacional

El campo del Desarrollo Organizacional (D.O.) es amplio y de acceso a todos los procesos de una empresa, impulsa la evolución, el cabal funcionamiento y efectividad del trabajo en sus causas y en la interacción entre las personas.

Las gerencias y las direcciones fungen como agentes de cambio y toman al Desarrollo Organizacional como un método, disciplina o una herramienta que guie en adoptar una estrategia para el rumbo establecido por un propósito; comienza con el diagnóstico, le sigue la retroalimentación de los resultados, detona en generar acciones, se mantiene en evaluación y seguimiento para no desviarse del objetivo principal del D.O., así permite tomar decisiones para tener control del proceso.

Se pone énfasis en el capital humano señalando una meta desde la institucionalidad. 

Los consultores hemos creado técnicas basadas en la ciencia de la conducta para diagnosticar y provocar el cambio, recorremos la línea del tiempo del proyecto con base en valores básicos como el “respeto”, pensando en que todos somos dignos de consideración en función de nuestros intereses, creencias y personalidades, así como de la confianza y apoyo, gestando un clima solidario. Igualdad es otro valor característico del D.O., en el que se resta importancia a la autoridad jerárquica para perseverar en el derecho uniforme; también la confrontación, como una cultura de no evasión, sino de enfrentar con la participación de todos y poniendo en práctica las decisiones inocuas sociales.

Por el otro lado, la NOM035 impulsada por la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos) de la que México es integrante, sumado a que desde 1984 existía un informe mixto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de Salud (OMS) que aludía al tema de los factores y riesgos psicosociales en México, se ha creado normatividad así como en países de Europa, Asia y Oceanía. En Latinoamérica destacan Uruguay, Argentina, Puerto Rico, Brasil, y con más énfasis en los riesgos psicosociales, países como Chile, Perú, Venezuela y Colombia. México se ha alineado con la tendencia desde 2016, cuando se estableció este proyecto de Norma.

La NOM035 distingue tres factores de riesgo que pueden originar enfermedades en los colaboradores: estrés laboral, violencia y mala calidad del sueño. De no mitigarse, pueden provocar padecimientos como depresión, ansiedad, o conductas adictivas (alcoholismo, tabaquismo o drogas), también pérdidas económicas en las empresas, complicaciones en los procesos por las ausencias derivadas de las incapacidades, y cada vez más ciudadanos enfermos a causa del estrés y la depresión; por eso es de importancia individual, pero también social por la implicación que tienen en ello las empresas.

Este nuevo paradigma invita a evaluar e identificar esos factores de riesgo psicosocial y prevenirlos con acciones en conjunto empresa y trabajadores.

Es entonces que, al contextualizar, podemos aseverar que los programas de Desarrollo Organizacional son capaces de cubrir las expectativas de esta nueva NOM035 y que incluso, su alto impacto va más allá de cumplir con obligaciones y evitar sanciones económicas, llegando hasta el cambio de Cultura Organizacional y modificaciones en los hábitos del personal, permeándose por la reeducación familiar y social.

La NOM035 oficializa ante la Ley una parte del Desarrollo Organizacional, como los esfuerzos de fomentar la percepción de bienestar en las empresas por medio de intervenciones, haciendo de los espacios un lugar de trabajo positivo, exitoso y saludable; pero sobre todo, el D.O. guía y acompaña a los trabajadores como seres humanos a una vida plena y feliz. No nos olvidemos de que se instrumenta con intervenciones individuales haciendo de estos textos, muchas veces tildados de románticos, una realidad en la vida de las personas y de sus familias.

Finalmente, cuando las empresas logran desarrollar culturas organizacionales positivas, exitosas y saludables, consiguen notoriamente mayores niveles de efectividad, mejor desempeño financiero, superior productividad, sumo compromiso y gran satisfacción del cliente con los productos y/o servicios de la empresa, que solo pueden lograr colaboradores felices.