Guadalajara, Jal. Mx., // //
La resiliencia se puede convertir en éxito
0 Comments By
Laura Gutiérrez Franco es una persona que tiene cerca de 30 años de experiencia en el mundo del reporteo. Su vida ha girado en torno a este oficio. Trabajó por cerca de 26 años en el extinto diario Ocho Columnas. Fue reportera y editora, principalmente de la sección de Negocios, aunque también formó parte del grupo de investigaciones especiales. En la actualidad es reportera de Axópolis.com.
Font size: Decrease font Enlarge font
La resiliencia se puede convertir en éxito

Esa capacidad de salir adelante y con ánimos luego de varios fracasos, se llama resiliencia. Los expertos nos dicen que “es la capacidad que tiene todo ser humano para reponerse ante las situaciones adversas y las emociones más negativas”.

 

Es la fuerza interna que mueve a una persona para aguantar el chaparrón, para superar traumas, para sobrellevar una mala etapa. Es lo que en la actualidad hace a los exitosos. Es más, un verdadero líder tiene que ser obligadamente resiliente.

 

Desde luego los fracasos siempre se sufren, pero quien sabe transformarlos en enseñanza, en experiencia, tiene la capacidad a su vez de convertirlos en éxitos.

 

Un fracaso no solo es perder el trabajo o que alguien tenga que cerrar su empresa por crisis o porque no supo cómo darle la vuelta a la mala situación. También son en la vida amorosa, en la escuela, en cualquier parte. Son parte de la vida.

 

Les voy a comentar que empresarios muy importantes, de esos que sí son disruptivos, cuando van a contratar talento, les dan la indicación sus respectivos departamentos de recursos humanos, que primero midan su capacidad de ser resiliente.

 

Imagínese un director de un área, incluso de la de mantenimiento, si no tiene la capacidad de sobrellevar alguna crisis, grande o pequeña y se estresa y allí queda, aunque sepa muy bien barrer y trapear, no puede llevar el liderazgo.

 

Haga de cuenta. Un resiliente o sea un campeón, es como una mamá. Son personas que saben pedir ayuda y gestionan bien sus emociones, saben levantarse después de caer, se han preparado para ello. Y en ese sentido tiene mucho que ver el nivel de acompañamiento personal, social, laboral de cada persona, su trayectoria vital y los eventos con los que te ha tocado lidiar.

 

La palabra tal vez es nueva, pero la experiencia no. Pero sí es momento de tomarla más en cuenta en cualquier cosa que hagamos en la vida. Es mejor que volvernos víctimas. En fin.