Guadalajara, Jal. Mx., // //
Ahora cuénteme ¿cómo le fue con El Buen Fin?
0 Comments By
Laura Gutiérrez Franco es una persona que tiene cerca de 30 años de experiencia en el mundo del reporteo. Su vida ha girado en torno a este oficio. Trabajó por cerca de 26 años en el extinto diario Ocho Columnas. Fue reportera y editora, principalmente de la sección de Negocios, aunque también formó parte del grupo de investigaciones especiales. En la actualidad es reportera de Axópolis.com.
Font size: Decrease font Enlarge font
Ahora cuénteme ¿cómo le fue con El Buen Fin?

Estimado lector ¿cómo le fue con El Buen Fin? Cuénteme qué tantas ofertas encontró que hubieran sido únicas e irrepetibles y recuerde que el producto debió estar registrado ante Concanaco, Canaco local y Profeco, para que haya sido verdadero.

 

No crea que los comerciantes ponen sus cartulinas de El Buen Fin con la oferta que se les antoje. No. Días o semanas antes debieron registrarlo y comprobado que el descuento se aplicara adecuadamente.

 

Bueno, hay quienes sí hacen esa trampa de no registrarlos, pero como nadie denuncia pues siguen muy agusto. También se ven las cartulinas hasta en los tianguis, cuando por supuesto estos últimos nunca forman parte de este programa, que ya tiene nueve años vigente y los que siguen.

 

En El Buen Fin solo se permite participar al comercio formal. Su primer objetivo es activar el mercado interno y sí lo logran. En Jalisco la estimación es que se gastarían cuatro mil 200 millones de pesos en las promociones de este fin de semana largo.

 

Otro de sus objetivos es sin duda ver cómo se mueve la economía. Sobre todo ver cuánto se gasta en dinero plástico, especialmente en tarjeta de crédito, que es únicamente en donde se aplicaban en el Buen Fin los descuentos más importantes y aparte los meses sin intereses.

 

No crea que es como “bigbrother” pero sí y no es de esta administración. Desde el inicio es la misma estrategia de la Secretaría de Hacienda: tratar de que más personas se conviertan en contribuyentes. Hay que aclarar que tampoco le van a hacer daño si compró con dinero plástico.

 

En realidad lo único que puede pasar es que si su compra fue menor de 10 mil pesos -con tarjeta de crédito- entró en automático al sorteo que realiza Hacienda con miles de millones de pesos en premios.

 

El problema es que si usted se ganó algún premio, Hacienda sólo lo entregará si está al tanto en sus obligaciones fiscales. Sería el único perjuicio en todo caso.

 

Sin duda en esta fecha lo que más se vende son electrónicos y electrodomésticos, por que sí hay grandes rebajas y más meses sin intereses. Pero en lo que se trata de productos utilizados con normalidad en los hogares, no hay descuentos.