Guadalajara, Jal. Mx., // //
Y el Gran Premio de México la hace otra vez
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Y el Gran Premio de México la hace otra vez

La clave del éxito en la industria turística es promoción, promoción y promoción. El pasado fin de semana, se llevó a cabo el Gran Premio de México de Fórmula 1; el éxito fue impresionante, tal vez mejor que los cuatro años anteriores, que por cierto fue catalogado como el mejor del circuito internacional, es decir el mejor Gran Premio de Fórmula 1 en el mundo, no solo una vez, sino cuatro y así como lució, este año volverá a ganar.

 

Y eso no es poca cosa, sobre todo cuando se tenían tantas dudas de poder renovar por tres años más en el llamado gran circo internacional y Vietnam ya se sobaba las manos pues ha querido entrar al calendario de F1 desde hace tiempo con un autódromo modernísimo.

 

El anuncio a principios de año de autoridades de la Ciudad de México y Federales, en el sentido de que el presupuesto dedicado al Gran Premio se destinaría a otros objetivos, encendió las luces rojas, finalmente se dice que un grupo de empresarios cubrió el dinero faltante y se pudo renovar por tres años a partir del 2020, pero creo que después de la demostración de organización y creatividad que se mostró al mundo, cuando menos  se darán cuenta que eventos de esta naturaleza son necesarios para el país.

 

El turismo es uno de los grandes aportadores de divisas para México, el turismo internacional reacciona por lo que ve en la prensa, no es lo mismo ver eventos de violencia en Culiacán, que una demostración de la cultura mexicana, en este caso de Oaxaca, las ya conocidas calacas de Día de Muertos, la opiniones de los expertos de F1 que dicen que el Gran Premio Mexicano es otra cosa y nuestro Himno Nacional entonado por un coro extraordinario de niños de una escuela de Oaxaca, es otra imagen, es otro México.

 

Hay quienes piensan que la Fórmula 1 es un deporte fifí, pues bien, los fifís tienen el dinero suficiente para ir a otros lugares, como Mónaco un evento lleno de glamour o Italia, Gran Bretaña o Brasil. Pero para llevar al Autódromo de los Hermanos Rodríguez a casi 340,000 personas en tres días, se necesita afición, se necesita ahorrar de un año a otro o de plano tarjetazo a meses sin intereses. Además de la gran cantidad de extranjeros que necesitan estar acá por afición o por cuestiones relativas al negocio global que implica la F1.

 

Pero la derrama económica es enorme, hoteles, restaurantes, taxis, empresas aéreas y de renta de autos, centros de espectáculos; vaya, hasta taqueros. Así que después de la experiencia, esperemos que nuestras autoridades se convenzan, que para lograr el éxito en turismo, se necesita, promoción, promoción y promoción.

 

Deporte elitista el polo.