Guadalajara, Jal. Mx., // //
Un presidente dispuesto a sacar la papa caliente
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Un presidente dispuesto a sacar la papa caliente

La reciente visita de inspección a Guadalajara por parte del Secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez a la Línea 3 del Tren Ligero había provocado sentimientos positivos para los jaliscienses, dado que el presidente López Obrador ha mencionado varias veces que la discutida obra será apoyada por el Gobierno Federal y la verdad es que se ha convertido en una papa caliente.

 

Y en eso tienen razón quienes afirman que el gobierno de Peña Nieto dejó un cochinero, de manera increíble una obra de enorme trascendencia para los habitantes del Área Conurbada de Guadalajara,  no solo no se terminó, sino que le salieron sus “defectitos” y Gerardo Ruiz Esparza, anterior secretario de Comunicaciones y Transportes, simplemente confirmó lo que de él se decía desde que recibió la cartera: que le iba a quedar grande el nombramiento.

 

Proyectos como el Tren México – Querétaro, que fue cancelado; el Tren México – Toluca, que se ve como un fantasma también inconcluso; el tristemente célebre socavón del Paso Express en Morelos y varias obras más que levantaron sospechas, se suman a la Línea 3 del Tren Ligero tapatío.

 

Esa Línea que provocó grandes molestias de tráfico, que hizo quebrar a muchos pequeños negocios por la ruta que se iba construyendo, que dañó algunos edificios en el centro de la ciudad y que peatonalizó una buena parte de Avenida Alcalde, tal vez una no muy buena idea, pues el tráfico de la zona centro se ha colapsado.

 

Por eso la visita del Secretario Herrera era muy significativa y finalmente su anuncio que los recursos para la conclusión de la obra están garantizados resultó tranquilizadora, esperemos que no le salgan más “milagritos” a la obra, o como le llaman elegantemente, “vicios ocultos” y por fin la población de Guadalajara pueda estrenar la Línea 3 a principios de 2020.

 

Por otra parte, hay obras pendientes como la Presa El Zapotillo, la Línea 4 del Tren Ligero, el Peribús y la tan esperada segunda pista del Aeropuerto Internacional, por no mencionar la famosa vía corta a Puerto Vallarta, que se quedó en el tramo Jala – Compostela, en fin obras de una gran necesidad para la población y que en su momento fueron objeto de discursos triunfalistas.

 

Hay mucho por hacer en Jalisco, por eso el establecimiento de un diálogo con el gobierno federal y sobre todo, el conocimiento de primera mano de estos asuntos resulta tan importante para la revisión del presupuesto para el estado.

 

¿Quién iba a decirle a Peña Nieto que su adversario político iba a sacar del horno la papa caliente?