Guadalajara, Jal. Mx., // //
No todo pasa de moda, el dinero en efectivo siempre será necesario
0 Comentarios Por
Laura Gutiérrez Franco es una persona que tiene cerca de 30 años de experiencia en el mundo del reporteo. Su vida ha girado en torno a este oficio. Trabajó por cerca de 26 años en el extinto diario Ocho Columnas. Fue reportera y editora, principalmente de la sección de Negocios, aunque también formó parte del grupo de investigaciones especiales. En la actualidad es reportera de Axópolis.com.
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
No todo pasa de moda, el dinero en efectivo siempre será necesario

Que no le diga, que no le cuenten. Hay muchas cosas que pronto estarán en desuso, pero ni la mano de obra, ni la mente de obra del hombre y mucho menos el dinero en efectivo y si no ¿acaso no tuvo problemas con sus compras con tarjeta (crédito o débito) el pasado fin de semana?

 

De alguna manera fue un caos para quienes no tenían dinero en efectivo (en físico), porque no podía ni pagar, ni comprar ni sacar dinero en efectivo del cajero. Las tiendas en general vendieron menos.

 

¿Qué fue lo que pasó? Todo sucedió porque la tecnología también puede sufrir daños, no solo el humano, pero además hay que tomar en cuenta que no se maneja sola. Está a cargo de personas. Eso nunca pasará de moda, insisto.

 

De acuerdo a la información manejada por diferentes medios, el data center de una compañía procesadora presentó “incidencias” que afectaron el uso de terminales de puntos de venta, cajeros automáticos, cargos recurrentes, entre otras operaciones y, como ya se dijo, no fue posible pagar con tarjeta de crédito o débito, ni tampoco disponer de efectivo o hacer pagos en línea.

 

Afortunadamente ya se solucionó. Sin embargo en diferentes comercios, como tiendas de autoservicio, la gente llegó a la caja a pagar con tarjeta y no pudo. Quienes traían dinero en efectivo pudieron hacer la compra, el resto -que era la mayoría- simplemente no.

 

En una cadena tapatía de ferreterías, por la tarde del sábado ya tuvieron acceso a la línea “del banco más grande de México”, que afortunadamente les recibía de casi todas las instituciones. En los restaurantes también se tuvo problemas, por supuesto.

 

El sistema de pagos puede fallar, como ya ha pasado dos o tres veces y si llegamos al momento de que todo se tranforme en moneda virtual, el efectivo tampoco va a desaparecer. Siempre se debe tener un plan B. También los bancos deben tener dos o tres proveedores para que haya opciones en momentos de crisis.