Guadalajara, Jal. Mx., // //
Los Panamericanos de Lima y la dignidad de los deportistas mexicanos
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Los Panamericanos de Lima y la dignidad de los deportistas mexicanos

El pasado 24 de julio, el periódico El Universal publicó una nota cuyo encabezado decía “Ana Guevara pronostica pobre desempeño de México en los Panamericanos” y ya en el cuerpo del texto añadía que en Toronto 2015 la Delegación Mexicana había quedado en sexto lugar al obtener 22 medallas de oro, 30 de plata y 45 de bronce.

 

Y añadía la declaración: “hoy quizá se esté lejos de eso por falta de preparación de una delegación que se preocupó más por cuestiones políticas que deportivas”, es decir, curándose en salud.

 

La preparación de un deportista de alto rendimiento no se logra en 6 meses, si alguien sabe de esto es la propia Guevara, pero las actitudes y decisiones que se toman desde la Conade afectan al competidor, entonces los resultados se vienen abajo.

 

Por lo pronto la actuación de los mexicanos en los Juegos Panamericanos de Lima se puede calificar de discreta, pero exitosa, nuestros competidores tienen dignidad; de hecho el presidente López Obrador comentó en una de sus conferencias mañaneras, que a los deportistas les tenía una sorpresa y ojalá que así sea, porque el recorte a sus becas y apoyos los tiene muy intranquilos En este país, ser deportista, exceptuando el futbol y tal vez uno que otro ejemplo de box, es un acto heroico y ser deportista de élite más aún. 

 

Desde que se inicia un deportista por “amor al arte” desde muy temprana edad, son los padres de familia los que absorben la mayoría de gastos y tiempo para poder avanzar y por supuesto la disciplina y fuerza de voluntad de un niño que tiene facultades para algún deporte y que sigue avanzando con un escaso apoyo gubernamental, aunque claro hay excepciones, como Jalisco, que a través de la Olimpíada Nacional de la cual ha sido campeón absoluto en sus 20 ediciones y de la organización de los XVI Juegos Panamericanos en 2011, que dejó una infraestructura deportiva, que no tiene otro estado de la república y que por cierto ha tenido problemas de mantenimiento.

 

EN fin, el principal problema del deporte en México, ya sea amateur o profesional, es la grilla, GRILLA, así con mayúsculas, y de eso también sabe la Sra. Guevara, quien como deportista enamoró a México, pero como dirigente deportiva solo se le conocen sus desplantes.

 

Y hablando de arrogancia, otro día platicamos de los Panamericanos de Guadalajara.