Guadalajara, Jal. Mx., // //
Y volvió a suceder, la invasión de los imbéciles
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Y volvió a suceder, la invasión de los imbéciles

Hace poco ocurrió un caso que nos pone a pensar una vez más lo que puede suceder cuando se le da un mal uso a las redes sociales. ¿recuerda usted el caso de una señora que un centro comercial, se distrajo un momento y su pequeño niño desapareció? La señora angustiadísima creía que alguien se lo había llevado y se dispararon las redes sociales, ¡raptaron a un niño en tal plaza! 

 

Bueno, como recordarán, todo fue una falsa alarma, la señora hablaba por celular y el pequeño empezó a caminar por los pasillos y se detuvo en una juguetería, ahí lo encontraron, pero en redes, se desataron las historias, finalmente tundieron a la señora cuando el centro comercial difundió, también redes, el video del niño caminando solo.

 

Por estos días, circula también un video, de una señora hablando por celular y su pequeño hijo se acerca al descanso de la escalera, que no tenía barrotes ni protección, el niño cae, la señora avienta el celular y milagrosamente alcanza a tomar al pequeño del tobillo y en un auténtico milagro lo alcanza a salvar de una muerte segura, estaban en un cuarto piso.

 

Otro caso, El pasado viernes primero de febrero, todo hacía pensar que después de un muy agitado mes de enero, podríamos disfrutar un “puente” más o menos tranquilo, pero…. alrededor de medio día, empezó a circular, sobre todo en Tweeter, un mensaje grabado por una voz femenina que alertaba y cito textualmente:

 

“Hola familia, oigan me acaba de avisar Andrea que les dijo Camila,  Camila es la hija de Pablo Lemus que es su compañera, que van a volver a quitar la gasolina, entonces para que porfis llenen, los que tengan pendiente de llenar coches porque  se van a volver a poner las filas terribles y dicen que se van a poner  peor que la vez pasada”

 

Bueno, pues el viernes pasado por la noche, empezó a circular por WhatsApp un mensaje que alertaba: “es mejor que no salgan, quédense en casa porque se está evaluando lanzar el código rojo, hay varios camiones incendiados en diferentes puntos de la ciudad y personal de fiscalía atrapó a unos tipos que llevaban bidones de gasolina en una camioneta, es una represalia por las acciones de la fiscalía en contra del crimen organizado” Por supuesto era mentira.

 

Muchas veces hemos comentado en este espacio que en redes sociales hay ángeles y demonios, pero creo que debemos añadir: chismosos y miren que de esos abundan. ¿Qué se debe hacer? Checar medios serios de comunicación u oficiales, no se debe creer todo lo que se publica en Internet.

 

Una vez más el exhorto, NO CREAN TODO LO QUE SE DICE EN LAS “BENDITAS REDES” estamos ante un panorama complicado en el país y nunca falta el que todo lo sabe o cree saber o el malintencionado que sueltan cosas que “el pueblo bueno” se cree, no vayamos tan lejos, durante la desafortunada explosión en Tlahuelilpan, a través de Tweeter se difundía: están regalando gasolina, vengan gasolina gratis; por supuesto la gente ya sabía en donde estaban los ductos “picoteados” pues no era la primera vez, pero sí la más trágica.

 

El gran erudito Umberto Eco declaró al diario La Stampa en una de sus últimas entrevistas antes de morir "Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Entonces eran rápidamente silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un Premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles".