Guadalajara, Jal. Mx., // //
Tequila, de las cantinas al mercado global
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Tequila, de las cantinas al mercado global

La escena se repitió en varias películas de la Edad de Oro del cine mexicano, un Pedro Infante, a veces triste o a veces exultante, se empinaba media botella de tequila (cosa poco probable en la vida real, pues se dice que era diabético) y lanzaba el grito que se convirtió en uno de los símbolos de nuestro folclore: ¡ijajayyyyyyy!

 

El tequila era entonces habitual en las cantinas, pero quien lo tomaba en público era visto con una ceja levantada por los fifís (que sí existieron, pero que últimamente han sido revividos) Total el caso es que era un producto de consumo popular.

 

Los años pasaron y con una pequeña ayuda de la mercadotecnia, poco a poco se posicionó junto con el mariachi, la charrería y las artesanías, como un elemento representativo de nuestra mexicanidad. Y así recordamos acciones mercadológicas como, el programa de TV “Noches Tapatías” que hizo época patrocinado por Tequila Sauza o la ingeniosa frase “No hay cuervo que no sea negro, ni tequila que no sea Cuervo.

 

La industria fue creciendo, se fue modernizando y dejando atrás su etapa artesanal, entró, como otros muchos productos mexicanos, a los mercados internacionales gracias a la globalización, pero ahí empezó la transformación pues el mercado mundial exigía ciertas normas a los vinos y licores.

 

Fue Don Juan Beckmann Vidal, presidente de Casa Cuervo, fundada en 1795 con la autorización del Rey Carlos IV, quien en 1994 encabezó la idea con otros prominentes tequileros jaliscienses, de fundar el Consejo Regulador del Tequila, siguiendo el ejemplo de otras bebidas, como el cognac, el champagne o los vinos españoles o italianos, eso llevaría al paso siguiente, la denominación de origen, es decir, que solamente puede llevar el nombre tequila, aquél producido en determinada región, para entonces estaban ya involucradas también las autoridades federales.

 

Así, en unos cuantos renglones y de manera muy condensada, he resumido una rica historia que contaremos pormenorizadamente aquí en Axópolis.com y que de hecho ya empezamos, con las entrevistas al Ing. José Luis González Íñigo, primer presidente del CRT y a Don Miguel Ángel Domínguez Morales, su actual presidente.

 

El Tequila, uno de los productos más representativos de Jalisco y de México tiene en el Consejo Regulador del Tequila, una herramienta que le ha permitido convertirse en uno de los mayores productos de exportación de nuestro país, generador de miles de empleos y también de gran contribución para el país a través de los impuestos, pero también garante de un producto excepcional.

 

Una cordial felicitación a esta importante institución y a todos los que laboran en ella, encabezados por su director Ramón González Figueroa. Esta semana se realizan la mayoría de los eventos conmemorativos del XXV Aniversario del CRT. Así que debemos celebrarlo con un brindis, levantemos nuestras copas: ¡larga vida al Consejo Regulador del Tequila, salud!