Guadalajara, Jal. Mx., // //
¿Lo abrieron o no lo abrieron?
0 Comments By
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Font size: Decrease font Enlarge font
¿Lo abrieron o no lo abrieron?

Pues no, al parecer este domingo nunca abrieron el ducto; ni intermitentemente como se había prometido, la historia sigue. Primero que el sábado, luego que no por motivos de seguridad (después de la explosión en Hidalgo, es comprensible) que se abriría el domingo antes de las 8:00 AM (hasta despertaron a la 5:00 AM al gobernador Enrique Alfaro) pero que sería en forma intermitente, pues había una fuga en la fuga en el KM 78 ( no se aclaró si de aquí a Salamanca o de Salamanca a Guadalajara) Total, hasta el momento de escribir la presente colaboración (domingo a las 20:52) se habla más en medios del gol anulado a Toluca y que le dio el triunfo a las Chivas que de la apertura del ducto.

 

Eso nos hace pensar que será otra semana de largas colas en gasolineras, así que prepárese. Lo más desgastante es que la comunicación federal ha perdido credibilidad, han cambiado tantas veces las versiones que simplemente ya mejor se espera uno a que el ducto de veras esté abierto y que las colas desaparezcan ¿será esa la estrategia? No lo sé, lo que si puedo asegurar es que la gente está verdaderamente desesperada.

 

No solo es cuestión del tiempo que se pierde haciendo colas en las gasolineras. Es también la enorme pérdida ecónomica, la cual no creo que sea cuantificable con exactitud a pesar que los organismos cupulares dan cada uno cifras diferentes.

 

Dos ejemplos rápidos, el sábado 19 acudo con mi peluquero de siempre y me comenta desesperado que desde que empezó el problema de desabasto, le ha mermado la clientela y él sabe lo que dice, pues vive al día;  de ahí me voy a comprar unas ahogadas en una prestigiada cadena y lo mismo, están angustiados por la baja de clientela (y lo peor, el pan se les echa a perder de un día a otro) 

 

Este tipo de pérdidas ¿se pueden cuantificar? La gente está que echa chispas. No se trata de apoyar o no el combate al huachicoleo, eso ha quedado perfectamente claro, por supuesto que la población apoya al gobierno en la cruzada y más después de la desgracia de Tlahuelilpan.

 

Se leen tantas cosas en redes, en medios escritos, radio y televisión; que me hace recordar aquella famosa frase que nos repetían una y otra vez en la carrera de Comunicación: “No hay mensajes inocentes” y aquí ¿quienes somos los inocentes y quienes los maquiavélicos?