Guadalajara, Jal. Mx., // //
Corporativo vs sucursales y el Desarrollo Organizacional
0 Comments By
Socia del Instituto Mexicano de Consultores en Desarrollo Organizacional A.C.
Font size: Decrease font Enlarge font
Corporativo vs sucursales y el Desarrollo Organizacional

La creación de los corporativos tiene su origen en el interés de administrar y homologar procesos de sus diversas empresas en propiedad, buscando que el éxito logrado en una de ellas sea posible replicarlo en todas al aplicar el mismo método de gestión, demandando perfiles con un mayor nivel de consciencia y responsabilidad que instruyan, guíen y den soporte a los equipos de las sucursales, con tendencias formativas y de construcción de personas competentes.

En nuestros días, en opinión y experiencias expresadas por diferentes integrantes de corporativos y/o sucursales, se ha desvirtuado esta esencia mencionada con antelación, por los tintes del ego, la lucha de poder y el temor a perder el control de lo que administran.

Hoy por hoy, la práctica de los corporativos con sus sucursales se ha convertido en un tipo de examen mensual, donde el proceso de rendición de cuentas se percibe como una auditoría que invariablemente tendrá consecuencias drásticas; existe una sobre regulación de los corporativos bajo la apariencia de excelencia en los procesos, siendo más bien una tendencia al control excesivo, por inseguridad en el estilo de liderazgo y en el modelo administrativo que instrumentan.

Las sucursales no son libres de crecer ni de crear sin el sello de su corporativo y sin estar bajo el esquema de revisión, validación y autorización, cayendo en procesos burócratas donde la creatividad es desplazada por la necesidad de figurar o destacar como ente revisor y facultativo para rechazar propuestas; de este modo se detiene el interés propositivo de las sucursales y se sustituye por el objetivo de dar gusto a su corporativo a partir de intereses personales y no de objetivos corporativos.

El gobierno de un corporativo debe ejercer derechos y obligaciones; actualmente pareciera que sólo tienen derechos en la aplicabilidad de normas, inexistiendo regulación para ellos donde las sucursales puedan echar mano para auto gestionarse.

El antídoto del Desarrollo Organizacional ante este fenómeno es plantear esquemas de confirmación con los integrantes de los corporativos de modo que entiendan su función de staff, ayuda y acompañamiento a las sucursales y que a partir de su seguimiento y capacitación serán los resultados que obtendrán y que es su responsabilidad directa el crecimiento o el deterioro de cada SEDE.

No perder el principio del trabajo en equipo, evitará la separación mental entre los integrantes de corporativos y de sucursales para que su esfuerzo sea dirigido a un objetivo común, un fin organizacional trabajado desde diversos flancos, no por grupos segmentados.

El Desarrollo Organizacional es basto y capaz de velar por este marco rector en la conducta de los corporativos con base en  la formación, seguimiento y capacitación de todos sus integrantes.

Habremos logrado mucho si se detona en el empresario o directivo esta reflexión.