Guadalajara, Jal. Mx., // //
“Imaginemos cosas ching****”
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
“Imaginemos cosas ching****”

Esta frase acompañó a la Selección Nacional cuando menos los dos primeros partidos de la fase de grupos del Mundial. David Faitelson en entrevista con Javier Hernández, quería acorralarlo y no sé, tal vez hacerlo caer en las declaraciones de siempre, pero Chicharito, levantó la voz y soltó la frase que ha sido y será usada con muchos fines, pues estando en plena efervecencia política fue utilizada como arma de moda para motivar y persuadir a los electores.

 

Sí, imaginemos cosas chingonas, ¿qué pretendía Faitelson? Obtener la respuesta-excusa de siempre “bueno, aquí venimos a ofrecer nuestro mejor esfuerzo, daremos lo mejor de nosotros para hacer un buen papel ¡Bah!, lo mismo de cada cuatro años, pero aquí se enfrentó con un pensamiento disruptivo y que bueno que los jugadores pensaran así.

 

No, no les alcanzó, pero según los expertos, el partido que se debió haber ganado, mínimo empatado, el estratégico era contra Suecia, recuerdo que al final del partido que estaba narrando el estimado Perraco Bermúdez, estaba más atento del encuentro entre Alemania y Corea, que el final del 3 – 0  ya lapidario contra Suecia, así pues, fue el clásico pansazo.

 

Como cada Mudial al concluir, se oyen las declaraciones “Necesitamos hacer una reorganización a fondo de nuestro futbol” desde niño vengo oyendo lo mismo, pero sin ser un gran especialista, creo que los que están fallando son los directivos, dígame usted si no, cuando ha quedado demostrado como se mueven por caprichos y medición de egos, el ejemplo clásico, el bochornoso despido de Almeyda de Chivas ¡Qué poca… clase!

 

Y ahora translademos la frase al mundo real, son millones los mexicanos que están imaginando cosas chingonas, los que votaron y al final ¿porqué no? los que no votaron por López Obrador. En algo tiene razón el tabasqueño, iniciará una nueva etapa en la vida política del país y es que después de las alianzas tejidas entre partidos con ideologías y tendencias tan disímbolas, todos han quedado virtualmente desarmados y enfrentados sus miembros entre sí.

 

Imaginar cosas chingonas es a final de cuentas, establecer un pensamiento estratégico, es trazar metas o como escribió el clásico de la motivación Stephen Covey en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”:  Comenzar con un fin en mente.

 

Creo que López Obrador ha tenido el tiempo suficiente para proyectar ese comienzo, creo también que nos guste o no, debemos colaborar para tener un mejor país, así que espero sinceramente que todos los mexicanos que han  imaginado cosas chingonas, colaboren para que se conviertan en realidad, nosotros no vamos por un quinto partido, vaya, ni por los seis años de AMLO, vamos por un nuevo país, esperemos que nos alcance (no quisiera llegar a tiempos extra y menos a los penales) Por cierto: ¡fuera Osorio!