Guadalajara, Jal. Mx., // //
En la fila del súper una se entera de las malas empresas tapatías
0 Comentarios Por
Laura Gutiérrez Franco es una persona que tiene cerca de 30 años de experiencia en el mundo del reporteo. Su vida ha girado en torno a este oficio. Trabajó por cerca de 26 años en el extinto diario Ocho Columnas. Fue reportera y editora, principalmente de la sección de Negocios, aunque también formó parte del grupo de investigaciones especiales. En la actualidad es reportera de Axópolis.com.
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
En la fila del súper una se entera de las malas empresas tapatías

En estos días pasados era casi un suplicio acudir al supermercado, pero había que hacerlo. Así comprara una poco o mucho, las filas estaban enormes y entonces la actitud era de ir con tranquilidad y esperar el turno.

 

Estaba en una fila y detrás de mi venían una señora con su hija ya profesionista. Durante el rato que esperé para llegar a la caja me enteré de que la chica trabaja en una empresa que fabrica muebles metálicos y que está en el área de Recursos Humanos.

 

La chica le platicaba a su mamá que en la empresa donde trabaja hay muchos accidentes. muy seguidos y con todo y que cada cierto tiempo acuden los de Protección Civil a hacer revisiones, el área de pinturas y solventes está junto a la de soldadura. Que gran peligro, dice ella y al mismo tiempo señala que sus compañeros están convencidos de que les dan “mordida” a quienes inspeccionan para que no los castiguen, pero los dejan con esas “bombas de tiempo” que pueden estallar en cada momento.

 

Pero lo que más traía metido en su corazón esta chica, es que un día antes uno de los compañeros de trabajo se habia accidentado -caído creo- y según ella “le había estallado una viscera”. A esta chica le correspondió hacer el pase de salida, con todo y lo engorroso del trámite, porque los dueños así lo quieren, aun cuando se trate de una emergencia.

 

Pero lo que fue peor, según lo relató al chica a su mamá, fue que los dueños querían mandarlo a la clínica del IMSS en camión. Que le dieran sus siete pesos y que se fuera a revisar. Por fin pudo lograr que le pagaron un taxi. De ese tamaño la “humanidad” de algunos empresarios tapatíos.

 

Desgraciadamente no me pude enterar del nombre de la empresa, pero es mueblera y no creo que existan muchas que se dediquen a ese nicho, así que Afamjal lo tiene que saber.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha