Guadalajara, Jal. Mx., // //
Dejar la zona de confort y pasar a estado beta permanente
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Dejar la zona de confort y pasar a estado beta permanente

Confieso abiertamente que lo he intentado, no una sino varias veces, creo que lo máxima que he durado sin ella son dos meses y vuelvo a caer, dejo pasar un tiempo y lo intento de nuevo, pero regreso a sus redes y esto me hace pensar, si no tengo la suficiente fuerza de voluntad para dejar un refresco ¿cómo la pasan los que tienen que dejar de comer, los que tienen que dejar el alcohol, el cigarro o peor aún, las drogas?

 

Sin duda la fuerza de voluntad es algo que va más allá de dejar ciertos hábitos, hoy más que nunca, para ser un profesional en cualquier rubro se tiene que hacer acopio de dicha fuerza para salir de la zona de confort y declararse en estado beta permanente, pero bueno ¿qué es eso de estar en estado beta permanente? 

 

Para quienes se dedican a las TI o programación de software es un vocablo familiar, se trata simplemente de un proyecto no concluido, que se puede y se debe mejorar, puede entrar en funcionamiento, pero siempre con la idea de mejorar y mejorar. Y aquí habría que recordar aquellos conceptos que se pusieron tan de moda a finales del siglo pasado, la calidad total, la mejora continua.

 

Hoy se da por sentado, que si se quiere jugar en grandes ligas, debes de tener todos esos atributos, pero la irrupción de los nuevos modelos de negocios te obligan a estar siempre en estado beta, alerta; tanto si tu negocio es pequeño o estás en una gran transnacional.

 

El mejor ejemplo lo tenemos en Detroit, durante años fue capital mundial del automóvil, sede de Ford, General Motors y Chrysler; pero no la vieron venir y las fabricas japonesas y ahora también las coreanas cambiaron el paradigma mundial del auto, se acabaron los coches enormes, aquellas lanchas con motores de ocho cilindros y grandes consumidoras de gasolina. 

 

El mercado cambió, las necesidades y gustos del consumidor cambiaron, pero en Detroit seguían creyendo que ahí se dictaba el futuro automotriz del mundo, hoy es una ciudad muy distinta, con mucha menos población, menos servicios y una delincuencia que no existía en sus mejores días. ¿más ejemplos? Kodak nunca pensó que la fotografía digital superaría a los rollos. Sony jamás pensó tener tanta competencia y así, etc. etc.

 

Se acabó la zona de confort, y habrá que aprender a estar en estado beta permanente, eso significa un nuevo estilo de vida, hoy más que nunca, camarón que se duerme…por cierto busquen en YouTube el video del príncipe Willem Alexander de Holanda, en una visita oficial a México que concluye su discurso justamente aludiendo a lo que le pasa al camarón que se duerme, es sumamente descriptivo y real.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha