Guadalajara, Jal. Mx., // //
Las otras caras del éxito.
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Las otras caras del éxito.

Tener éxito está de moda. Es la palabra más pronunciada en los últimos años. Hoy todos queremos ser exitosos y famosos. Lo que a veces perdemos de vista es que el éxito tiene muchas caras y muchos matices.

Comencemos por definir el éxito: El éxito consiste en la realización de una tarea, cualquiera que ésta sea, que merece el reconocimiento de los demás y de nosotros mismos y tiene una trascendencia  tanto personal como social.

Otra definición: Resultado feliz de un negocio. El logro o alcance de una meta. La realización satisfactoria de un proyecto. El cumplimiento de lo propuesto.

Aunque son diferentes entre sí, todas  tienen en común el resultado o logro por lo que llegamos a la conclusión es que éxito es obtención de algo preciado.

Dos de los elementos que caracterizan la época actual son los cambios y la velocidad con que éstos se presentan. Hoy en día, es más importante la velocidad, al grado que en la tecnología se le reconoce como uno de los parámetros de eficacia. Los chicos de hoy quieren hacerse millonarios en un año, porque viven en una sociedad instantánea en la que hasta las relaciones amorosas caducan.

En esta época que nos tocó vivir, todo lo queremos rápido, al viajar, nos interesa la rapidez con la que llegaremos, más que disfrutar los paisajes por donde vamos a transitar.

Lo que tarda en su preparación, no se vende. Desde el café hasta las comidas preparadas, deseamos que todo, absolutamente todo en nuestras vidas, se haga a velocidad de microondas.

Pero resulta que en contraste con la vida moderna que busca lo instantáneo, está la naturaleza. Ella nos da lecciones muy valiosas: Los grandes cambios se han hecho lentamente, sin prisa. Los cambios grandes y rápidos en la naturaleza pueden ser catastróficos si no evolucionan con un desarrollo armónico y ordenado.

El éxito, cuando es la culminación de un proceso de desarrollo, no puede ser instantáneo. Eso sería antinatural y no podría ser duradero.

De tal manera, que hoy en dìa, hemos equivocado el concepto de éxito. No sólo se puede ser exitoso si tienes dinero, reconocimientos, propiedades, automóviles, cuentas bancarias, yates o todas esas cosas que significan la riqueza y el éxito hoy en día.

El mundo está urgido de personas exitosas es verdad. Personas que tengan una inspiración, una pasión de vida, un compromiso por los demás, servir sin esperar nada a cambio y hacerlo por el solo placer de dar. 

Urgen exitosos que vean en el éxito, la cara del servicio, el rostro de la generosidad, el semblante de trascender en un mundo escaso de valores y principios morales.

Urge gente exitosa que sepa  el valor del ser humano, que haga empatía con el sufrimiento de los demás y que no arrolle a su paso con tal de conseguir lo que se propone.

Busquemos esos rostros que tiene el éxito. Ya hay muchos exitosos sin corazón y sin valores. Demos al mundo  exitosos que reconozcan el esfuerzo y el valor del trabajo de los demás.

Hay muchos exitosos millonarios que solo millones han hecho. Ya hay muchos exitosos que le han hecho mucho daño al mundo.

Vayamos por aquellos que revolucionarán a este mundo caótico pero aun hermoso.

¡Busquemos otras caras al éxito!


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha